domingo, junio 20, 2021

Por fin ayer, 3 libros: David Gistau, Jorge Bustos y Juan Manuel García Ramos


Pensaba que en mi primera salida a una librería debería llevar una mochila por las incitaciones que se me ofrecieran. Pues no, la gran librería de la cota de  600 metros no estaba deslumbrante, y encima mi estado motriz era bastante desalentador. Teniendo en cuenta que llevo meses sin andar, mis cuadriceps no existen y tengo una rodilla atornillada y con alambres, tampoco era para quejarse en exceso.

Los libros de mi colección Ensayos Saharianos -en los estantes de literatura del mundo árabe, 
creo que así se llama-- han sido pellizcados, dado la vida del sector, es suficiente. En lugar de banquete, picoteo. Pues si, nunca con las mayorías, siempre con las minorías críticas, a éstas leí una vez referirse el intelectual y Papa Ratzinger.
El periodismo literario es un género que disfruto, crónica y reportajes (columnismo menos) y ayer encontré a estos tres. Dos son dos firmas nacionales, Gistau y Bustos, de primera división, casi de la estirpe de Josep Pla, Chaves Nogales o el Joseph Roth metido en esas harinas. A Julio Camba le he leído menos y a Ruano solo artículos sueltos.
Este libro del canario Juan Manuel García Ramos, merecerá atención específica. Es fundamental para la literatura y cultura/historia canarias, no se ha hecho nada parecido, inaugura una actitud y una literatura -con un parentesco: Los soldados de Salamina de Javier Cercas-. No es la primera vez que lo hace, pero ahora apegándose a la sustancia y concepto literario. Muy interesante, original, irreverente, revisionista pero profundizando en el pulso y tono literario.

viernes, junio 18, 2021

Viviendo en un jardín subtropical, según me constatan

En estos tiempos de pandemonium de rótula aquí hacíamos los picnic nocturnos
 Hoy en la Residencia me han venido a decir como que estoy de alta y que  puedo hacer lo que me dé la gana. Aunque yo me veo algo lisiado y más metálico que lo deseable 
Debajo de mi ex despacho de Sr. Advocat, a la calle 
El doctor me ha enseñado la placa de mi rótula y cómo la clavetearon y la rodearon de alambre de espino. Me ha explicado todo ese proceso metalúrgico y he hecho que miraba el dibujo sobre la placa. 
Pues si, una manija de plátanos canarios, creo que silvestres, si no, asilvestrados
En la segunda quincena de septiembre mi rodilla afrontara el proceso siderúrgico inverso, de retorno a la minería (pensando en la industrialización histórica de Vizcaya): la extracción de la metalurgia y herrumbre alojadas como balas de platino en mi rótula
Un detalle (o un fragmento o iluminación profana: acabo de leer sobre Walter Benjamin)
Aquí hago pesas, me vi con una pierna, brazos sin consistencia y muy añoso (como un árbol casi centenario), por lo que tenía que fortalecer los brazos, pasar de silla de ruedas a otra

 

Siempre he seguido el modelo de mi nieto, pero sin su ahínco


 

miércoles, junio 16, 2021

Pensar el conflicto Marruecos/España. Ceuta: 3 actos de soberanía provocados

Mi alineamiento con Marruecos lo podría acreditar muy fácilmente, como mi total independencia. En mi vida de retirado uno de mis pocos campos de proyección es Marruecos, fundamental para mí desde el punto de vista intelectual, amén de afectivo, que es lo que ahora me mueve también: la pulsión/pasión crítico racional, no concibo más.  Como nuestro afán es aportar solo reflexión y discernimiento, y ninguna solución, no nos refugiaremos en abstracciones, tentaciones metafísicas, declaraciones de buenos deseos, sobrevuelo de acontecimientos sin dueño, pías exhortaciones al entendimiento,  buenismo sin montura, nulos análisis de nada.

Me circunscribiré ahora a los hechos de Ceuta y su repercusión, pasar a valorarlos. Resulta evidente que el subjetivismo, la pasión, la urgencia, la actitud desafiante  unilateralista  pueden ser infinitamente contraproducentes y dañinas, como veremos.

El gobierno de Marruecos con el paso de 10.000 jóvenes a Ceuta, no solo no obtuvo algún tipo de beneficio, por mínimo que fuese, sino que provocó tres actos de soberanía por parte de España sobre Ceuta, y de paso Melilla, que ni imaginó ni quiso.

Por primera vez el ejército español salió en defensa de la frontera. Máxima reafirmación de frontera internacional y con ello máximo ejercicio fáctico de soberanía. Así como la vigilancia de las fronteras (contrabando, inmigración…) corresponde a la policía o Guardia Civil, en este caso se le dio el tratamiento de crisis inter-nacional fronteriza, para movilizar el ejército.

2º El presidente del gobierno de España acudió raudo (quién desencadenó la crisis curiosamente) a Ceuta y Melilla sin sopesar y al margen de la reacción de Marruecos. Aunque la soberanía española sobre Ceuta alcanza 5 siglos, ejercida de manera ininterrumpida, es decir de iure; de facto venía a ser una soberanía de ejercicio parcialmente  condicionado, ya que se evitaba la visita de representantes del Estado y gobierno, para  no herir la sensibilidad de Marruecos. En esta ocasión no se tuvo en cuenta, por lo que pasó a ser acto pleno de soberanía de facto y no de ejercicio parcialmente condicionado. Otro precedente más. 

3º El colapso fronterizo provocado por la gravedad y excepcionalidad del caso, obligó  primero a representantes  de la Unión Europea y después al Parlamento a protestar por el paso masivo de población ejecutado por Marruecos

AA)     La resolución del Parlamento Europeo fue consensuado por los 4 grupos mayoritarios: Conservadores, socialistas, liberales y creo ecologistas; los que se abstuvieron  (por ejemplo VOX) como los que votaron en contra, fue en casi todos los casos por pretender una resolución más dura.

BB)   Fueron las autoridades y luego el propio Parlamento Europeo los que declararon que Ceuta era Europa. En lo sucesivo pasará a ser un partner importante ante  Marruecos en las relaciones con Ceuta y Melilla.

CC)   Schengen,  Frontex concretan la cohesión de Europa en lo referido a fronteras e inmigración.

DD)     Los tratados internacionales y el de protección de la infancia obligan a todos sus signatarios, del que también es parte Marruecos. Europa estaba directamente concernida- a pesar de la universalidad de los derechos de la infancia- porque se habían producido en su territorio y Marruecos por provocarlo.

Es momento para la reflexión, críticas y autocríticas -son muy necesarias-, porque en el futuro ya se vislumbran los nuevos tiempos, aunque la mayoría haga (en realidad se lamente) por restaurar los pasados. 


 

martes, junio 15, 2021

Alcé mi muleta y proferí a la tuna de Medicina ¡Viva Trauma!

Como yo insistí en mis vivas a Trauma (hoy he terminado la rehabilitación), contestaron:
- Aquí no estamos ninguno específico de trauma (traumatología)-
a lo que respondí
-pues entonces, viva Psiquiatría
Mi muleta un poco antes  alzada reposa a la izquierda de la foto con humildad , una vez advertida la tuna de nuestra admiración por ella.  Juan Royo dijo (todos dijimos: ¡sobreviven!:
son de Derecho, y nuestras dos profesoras de Derecho, y que ya no aparecen en las fotos (debían corregir exámenes) respondieran: la banda de Derecho es roja; como si fuera tan distintiva y simbólica como la Roja selección de fútbol of Spain, por decir algo.

Como nosotros les monetarizamos más que los de la terraza de enfrente, que estaba llena y nosotros solos, nos obsequiaron con la preeminencia y personalización de su repertorio.
Eran de Medicina de Valencia y de la Laguna
Nos cantaron Cielito lindo, muy emotivo el acto

El Día: Diez mil jóvenes marroquíes en Ceuta

José María Lizundia

Al comienzo de la crisis fronteriza se pudieron leer noticias poco convincentes y muy tendenciosas de que los jóvenes marroquíes habían robado en comercios y cometido algún desmán nunca bien descrito. Luego, a medida que regresaban a Marruecos, confesaban en la frontera que retornaban hambrientos, con sueño y haber pasado frío tras dormir al raso. Quedó comprobado, ni habían afanado comida ni cometido un solo incidente, a pesar de las condiciones físicas de falta de provisiones y descanso, y sicológicas: frustración, decepción, manipulación, en los días que permanecieron en Ceuta.

Se puede decir que a pesar de rumores propalados y engañifas con los que se les condujo a Ceuta, una vez allí observaron un comportamiento ejemplar, escrupulosamente cívico y respetuoso, reservando su decepción e ira para el regreso, enfrentándose -lo que no hicieron con la española-con la policía marroquí en Castillejos. Si así son todos los MENA, bienvenidos sean. Los queremos para nosotros. Como los emigrantes que al comienzo de la pandemia trabajaron en el campo, cuando los nacionales se había retirado por si acaso; aquellos merecieron la nacionalidad española al momento, por hacer defendido los intereses estratégicos españoles en momentos de claras retracciones.

Thank you for watching

Esta lección de civismo y respeto, siendo muy destacable, no ha concitado ningún reconocimiento, a pesar de ser la otra cara de la moneda. Los jóvenes cuya suerte no interesa a Marruecos (riesgo de muerte) así como la falta de alternativas creadas tras el cierre de la frontera de Ceuta, hizo que se escucharan por televisión destempladas críticas al gobierno de Marruecos junto algún ¡Viva España!

Mientras el gobierno marroquí agostaba todas las vías diplomáticas y el diálogo, la población que entró en Ceuta no pudo mostrarse más considerada y razonable.

El gobierno español es el responsable de desencadenar esta crisis, que removerá en profundidad y cambiará las relaciones Europa- Marruecos. Fue responsable por sucesivamente provocador, altivo y despectivo, nada distinto a como lo es con la ciudadanía española, ocurre que los marroquíes no son españoles y no lo aceptan. Siendo esto así, el desmantelamiento factico de la diplomacia marroquí, disuelve su realpolitik para pasar a encastillarse en principios sacrosantos, en un terreno en que ya no hay mediaciones. Los marcos y procedimientos funcionales y objetivos entran en pugna con la intensa subjetivación de aspiraciones y deseos de parte. Fuera de las convenciones que rigen en Derecho internacional. Como si de súbito y agonísticamente se pusieron de manifiesto dos regiones político culturales, que habiendo subyacido de siempre, la entidad de la crisis las ha hecho chocar.

Pues ahora se abre otro marco novedoso de relaciones multilaterales y ¡multiculturales! Añoraremos el pasado.

domingo, junio 13, 2021

Ensayos Saharianos, puente entre Marruecos e Hispanoamérica

 
No puede haber diálogo intercultural cuando a la hora de hablar todos callan, y los menos dispuestos se enrocan aun más. Si hemos llegado a escribir sobre el diálogo intercultural es para seguir adelante. Me reafirmo en lo que escribí en mi último libro. Ni soy  hispanista ni arabista, luego no puedo mostrar muy discretas y asépticas  buenas intenciones, y pocas intervenciones. Escribo y edito libros y tengo formación jurídica (que en ocasiones es esencial para no traspasar la pura metafísica)  también escribo semanalmente en prensa.
Hago alarde de mi producto porque no he leído nada relativo a la crisis España- Marruecos del más mínimo interés, sí mucho edulcorado, meloso, emboscado, familiar (de matrimonios mixtos), sin que la crítica racional compareciera por ningún lado, para  algo tan sencillo como la posibilidad de ser discutido y argumentado
De la presentación de mi libro El Sáhara cambio de paradigma, en Las Palmas.
Los dos próximos libros que sacaremos en septiembre próximo serán de dos hispanoamericanos, Gabriel Restrepo y Clara Riveros, otra vez. Clara Riveros es la más elevada atalaya para ver y explicar  Marruecos desde Hispanoamérica, lo que no admite duda, tiene además  un gran valor añadido, que es la claridad ideológica que pule los análisis hasta abrillantarlos,
 y posee la impronta liberal de los grandes intelectuales y teóricos hispanoamericanos actuales. Que  no balbucean, no se amoldan ni se ponen de perfil, tampoco bailan el agua de nadie.
Gabriel Restrepo es un académico que  ha sepultado esa condición por su energía poética que estalla en cada línea, con una potencia  intelectual que descansa en su cultura enciclopédica y una curiosidad  que busca lo más vivo y singular para diseñar las correspondencias y analogías que cruzan el mundo entero como una o varias  rosas de los vientos.

viernes, junio 11, 2021

Me alejo de la vida monástica rumbo al bullicio y la sociabilidad

 Esta colección tan axiomática en rectitud y moral sin dobleces -en vertical pueden leer  amabilidad- luce en mi hospital de rehabilitación, que  hace sentirte predispuesto al budismo y el zen, o a excursiones campestres y naturalistas,
Entre los electrodos, el magneto, los masajes, mi incipiente incorporación a los corrillos y cuchicheos del personal -Yen es arbitra de baloncesto-y este ambiente de máxima espiritualidad inducida, me hace experimentar una rehabilitación no solo física -tengo restituida mi capacidad de ambulación- sino básicamente de laxitud y armonía psíquica. A encontrarte contigo mismo, que diría una progre hablada -uno tiene los modelos que ha conocido
Este viaje de la esfera de convalecencia monacal a las aguas tibias bautismales de la catarsis de espiritualidad, que sería una prolongación o proyección natural, se ve alterada por mi desbordamiento  de sociabilidad
El referirme a ellos, con gozo de logro, como mis enemigos de clase, es conferirles el valor, poco apreciado. que tiene su consecución. Pues sí, yo siempre he tenido amigos, sobre todo  he hecho amigos. Es lo que está al alcance del más torpe, por eso todos los tienen, el mérito es tener enemigos, en lo que hay mucha mayor complejidad y plenitud humana. Es imprescindible la valentía y la capacidad de burla, fundamental, de uno mismo.
Tanto alardear de enemigos, y ahora, con este quiebro, hablo con amigos por teléfono, vienen a tratar de arreglar el ordenador o hoy otro para sacarme el disco duro y traerme mañana el nuevo,  quedo con ellos, el lunes con Juan Royo, después con David y Cristina , el herreño, más habituales, hablo con mis Srs Advocats y el príncipe Oktaviansky me gana otro juicio.

esperando a XY, que me restituye, viendo el Atlántico


martes, junio 08, 2021

Este es el libro definitivo, que incorpora a XY


 Y con varias fotos, unas cuantas, que son de XY, que se estrena  de fotógrafa de culto... a la ría de Bilbao: velero, gaviotas, grúas y hasta San Mamés stadium, aunque en el libro me proclame seguidor (desmotivado) del Real Madrid. Las fotos conferirán cierta benevolencia al texto.
Me quedo con lo que me dijo Gorka Angulo, que era un libro irreverente y humorístico, y que le divertía la caña que daba a las exrevolucionarios y abertzales, y ya mío, la burla profanadora del poder y ethos local. Gorka Angulo me lo va a presentar, tan insigne periodista, a la vez escritor y comprometido con las víctimas de terrorismo. Se tuvo que marchar, como anoté post atrás,  del País vasco por aparecer con frecuencia en las listas de los comandos de ETA. Su propósito, me dice,  hacer unas risas (como dicen los vascongados) en la presentación, allá tras el verano, de la mano como otras veces de la Sociedad El Sitio de Bilbao
 
Tiene Gorka la extrema singularidad de que nunca ha sido de izquierdas, también es razonablemente joven, por tanto es un tipo desprejuiciado, incorrecto,  no encuadrado ni eco de modelos, cincelados en sociedad, aunque haya trabajado en todos los grandes medios españoles. 
Como el libro de viajes de Gotzon Cañada que por fin me llegó ayer, es un libro logrado. Doy por hecho. Se trata de adaptarse a uno mismo, a lo que uno sabe y controla. Lo mismo el sarcasmo espaciado y la mordacidad de gotas ácidas embadurnadas de ironía, como ciertos descuidos de ternura y restos de la sensibilidad ardiente poseída de joven. Mas todo el ingenio humorístico posible para envolver ciertas profanaciones.  Que venimos de muchas fronteras, ojo.

 

El Día: La Libertad de Díaz Ayuso

José María Lizundia Que recuerde, el discurso más innovador que he escuchado en mucho tiempo fue el de Díaz Ayuso en la calle Génova tras arrasar en Madrid. Por una vez, desapareció por completo la pequeña política de los tuit y eslóganes, y la canalla de los engaños, bulos y falsedades. El discurso de Díaz Ayuso tenía una carga ideológica que resulta imposible de escuchar, la convicción al expresarse y la fuerza de las ideas le conferían plena credibilidad, fácil así de transmitirlas con reverbero carismático.

El parlamento de Ayuso la noche de su triunfo, de manera muy intencionada gravitó en conceptos político ideológicos, que apenas lo he visto resaltado, y tuvo una carga didáctica inusual en un acto como aquel, fue el bucle que coronaba las ideas fuerza de su campaña. Había mucha coherencia y afán personal. ¿Por qué tanto énfasis en la idea de libertad, si ya la tenemos y de tal forma incluso, que un gobierno puede vulnerar la propia ley que lo crea, regula y ampara? La izquierda reaccionaria no lo entendía, su idea de libertad, salvo el periodo socialdemócrata de Felipe, ha sido una nebulosa sin sustancia ni representación, imposible de concretar y describir. La izquierda ama lo colectivo o transpersonal algo que le esquive en cuanto individuo singular. Con una poderosa vocación de administrado, tutelado, encuadrado, dependiente. La idea de lo colectivo, comunidad, pesa como una losa, es casi un sentimiento y, por tanto, con el contorno emocional que troquela los dogmas. Para la izquierda reaccionaria tanto la economía como la razón, como haz de posibilidades y elecciones, les resulta muy enojosas. Es mas de productos planos y acabados. Y sencillísimos. La economía se constriñe a esquelética cuestión aritmética, máximos impuestos para mejor solidaridad de progreso (y bolsillo). Lo público como ideal regulador omniabarcante. Aunque en su auxilio se precise la coacción, el rodillo. Díaz Ayuso ahondó en la libertad de una manera vívida y sentida, susceptible de ser ejercitada con actos; me acordaba de los liberales de la Constitución de Cádiz, que no pasó de ser ejercicio importante pero doctrinario, retórico.

A la libertad real de actos de elección, los reaccionarios contraponen la regulación y heteronomía normativa más minuciosa e invasiva, cuanto más ignota les resulta la economía, en nombre de lo público (que alguien lo gestiona monásticamente) todo queda legitimado, un valor sin aristas o zonas grises, inmodulable, completamente acorazado. Enseñanza, sanidad, comercio, economía, derechos, actividades y espectáculos permitidos, identidad de territorios pero no libertad de las personas, sin acomodo para compatibilidades o correlaciones, sino plazas fuerte de ideologías retrogradas revocadas por las propias dinámicas sociales. Sanchismo/populismo versus libertarismo.

https://www.eldia.es/opinion/2021/06/08/libertad-diaz-ayuso-52732730.html

domingo, junio 06, 2021

Nada de la izquierda caviar, beluga caviar con pan de mi hermano

Aprovechamos para celebrar anticipadamente el cumple de Espy, nuestra doble abogada española y norteamericana, dada en llamar por mi la Princesita del Bosque Encantado. Yo le llamaba la Princesita del Bosque y ella se añadió Encantado.  Como siempre en los últimos meses al raso,  como si la casa tuviera parte de fuera pero no  dentro y la única forma de poder estar, fuera siempre fuera.
Rosita siempre tan detallista  nos trajo el caviar Beluga del que su hermano la provee  (como si fuera droga) y probamos, al ser pocos ayer salimos  muy beneficiados y entre que a mi hermano si le sacas  de queso y pan es solo para  carne, resultó pues uno menos. Ayer detallista, como si los demás fuéramos
su novia, se encargó del pan, dos barras, no fuera a sobrar y no supiéramos que hacer con él. No trajo vino porque ya sabe que tenemos. Lo que es estar pendiente de los demás. La mayoría de gente que se presenta con una botella de vino, ni se ha preocupado de que los anfitriones puedan tener, les da exactamente igual, no tienen la preocupación contable  de mi hermano por sí mismo.
Incluso hay desaprensivos que sabiendo que sus anfitriones tienen una pequeña  bodega, aun así llevan su botella de vino.
Por fortuna el caviar beluga se come con pan tostado y no con barras, que vienen muy bien para los quesos que él controla, como los judíos de Amberes los diamantes. 
Ella siempre aparece cuando le da la gana y como ha nacido con el don de la felicidad ríe siempre, porque le hace mucha gracia la ropa que lleva.

Mi hermano la vez que estuvo a punto de casarse con una señora Advocat que tiene  nombre de crucero bolchevique que está, rememorativo, atracado  en el río Neva de San Petersburgo, no se produjo el enlace, porque a  la hora de elegir el menú nupcial mi hermano solo quería que constara de pan y queso a gran escala y de principal carne  ni muy ni poco hecha, con "abundantes" papas fritas. La casi inminente suegra le amonestó de que era un salvaje, cuando pretendió  que los invitados se llevaran su bebida, porque era lo que el veía que se hacía, pero él nunca, y es ese evento también debería hacerse así. Que fueran consecuentes. Todos, ellos y él, si siempre llevaban y él nunca, lo mismo en la boda, la suegra cortó por lo sano. Y eso que la tenía seducida, levantándose cuando elle se levantaba, como un recién  salido de los salones proustianos

viernes, junio 04, 2021

La transubstanciación de todos los valores, sostuvo Nietzsche,

 que mi hermano se ha aprestado a secundar con su propia vida. Mientras yo rehabilito mi rótula me llega esa foto, que dice "aquí tomando una copa con este gay neoyorkino".  Me la manda ELLA, su amor fallido (amor esquinado, cantaría Maná), y contesto : "qué exactitud". Mi hermano se declara mujerona que aspira  a ser una mujercita, y de paso me incluye, pero no tolera que le digas que es un gay encubierto a medio perfilar, le brota de lo más hondo la virilidad hetero, a la que todo hetero tiene derecho a mantener y a no ser perturbado en su ostentación o hacer gala. Digo por la divisoria dominante de los nuevos malos y santos. Esta moralización posmoderna de la vida íntima.

Se está dando una transubstanciación de todos los valores especialmente estéticos aunque también morales, por el vínculo indisociable entre ética y estética, en cuanto norma y expresión. 

Mi hermano era un Sr Advocat penalista que solo manejaba la jurisprudencia del Tribunal Supremo con notorio menosprecio de la jurisprudencia dimanante de los tribunales superiores de Justicia. Pero desde hace cuatro años es  profesor de secundaria y la vida le ha cambiado a muchísimo mejor, que ni se puede comparar. Ahora parece un intelectual -siempre lo ha sido, incluso de Sr Advocat-  de la Sorbona, un Akalay  de esa universidad, pero que él desprecia porque allí se titularon Pol Pot y Ho Chi Minh.

SABBÚRA, la revista cultural del Magreb


Podría glosar incluso al modo panegírico la revista SABBÚRA de Youssef Nava, otro amigo de Marruecos, cuya labor  en esa revista sigue una progresión más que notable.
De joven, al final del franquismo y el inicio de la transición yo era un gran consumidor de periódicos y revistas, que no dejaba de ser un fenómeno general. Desde hace muchos años no soy lector de revistas. No leo ninguna.

                                 
Ayer me llegó Sabbúra  la hojee y comprobé que me interesaba todo su contenido, unos artículos más que otros, pero todo. Para leerlo enfrascado, antepuse la revista a los libros que estaba leyendo. No lo hago jamás.

Youssef Nava  y yo, él desde la revista y yo desde mi colección estamos en el mismo frente, batallón, regimiento, o grupo de operaciones especiales. Compañeros de armas pues, lo que implica como poco un gran  aprecio mutuo y la solidaridad de compartir trinchera. El contenido y parte de la editorial  más abajo.                                       

La revista va ocupando poco a poco su lugar, su ámbito en el ecosistema de las publicaciones culturales relacionadas con el mundo africano en general y magrebí en particular. En este tiempo de inmediatez y formatos digitales, nosotros apostamos -como decíamos en el primer número- por el papel, puesto que permite esa lectura sosegada, calmada , sin prisas, sin artificios, sin distracciones. El Magreb necesita esta atención.

Twitter@youssefnava
Editor de Sabbúra


martes, junio 01, 2021

Mi madre disfrutaba mucho llamándome perro verde. Pues así hoy


Mi rentré, de regreso a las terrazas de verano e invierno en la calle  Nokia. ¡Por fin!
Este es mi equipo, van a dar las cinco y nos ponemos en marcha, somos los mismos, hoy estaba Yen. Mi comportamiento de hoy, lejos de asemejarse al del último día, y pintiparase al que era habitual en mi madre, ha seguido el patrón opuesto. El de perro verde, en lo que hacía hincapié mi madre que yo era. No he saludado a nadie. Salvo confidencias con Yen,
Este hombre que era anexo mío en magneto, me ha impresionado, tenía pies pero bastante inservibles. A los que les enchufan por la espalda y les dan rayos de estufa, hoy tenían montada una buena, todo a cuenta de que una empleada, bastante esquemática en peso y altura, modalidad ingrávida, blanca paloma. "Nota" por aquí y por allá en el sentido tan gracioso de que va un "nota" y le dice..., pues el nota... y se ponía bailar, nada de gracia, pero qué risas. Yo soy mucho más divertido, es verdad que más elitista
El exterior con el Atlántico al fondo. En nada está XY

El Día: El relativismo moral y anulación del conocimiento

José María Lizundia En los años 60 y 70 cuando Ramón Tamames repetía ediciones de la Estructura Económica de España o la revista Cuadernos para el Diálogo artículos de fondo, el conocimiento tenía mucho prestigio; la sociedad, sectores, instituciones quedaban sometidos al bisturí del análisis crítico, la sociedad resultaba radiografiada, descompuesta en sus cimientos para tratar de ensamblarlos mejor.

Hoy parece que ni siquiera se escribieran libros, los que salen -que en realidad son más que nunca- son inmediatamente deglutidos, sin dejar el más mínimo rastro, no hay rediciones, ni libros que funden una corriente de opinión, determinada comprensión, un análisis matriz como la historia de Tamames. Al menos nos quedan científicos y pensadores extranjeros en boga, como crítica de la corrección política con su relativismo moral.

Thank you for watching

La tenida como crítica política-socio –cultural no está en la tertulias ni en twitter, vasos comunicantes de similares desahogos y opiniones corales, que lejos de fundamentarse en el mejor argumento habermasiano, aprovecha para alinearse y postularse a sí mismos como seres muy morales, acorde con nuestra época, de ahí que no puedan esconder su sentimentalismo culturalmente prescriptivo y aprendido, de opinadores compasivos, solidarios, empáticos, de talante (del estadista), feministas, ecologistas que es en donde se diluyen los fácilmente moldeables, santurrones, cursis, plañideros, acomodaticios. En esa censura radical de la razón y la crítica todos saben que conductas deben observar, que es lo que conviene decir, y más importante, callar.

El parlamento español remeda a las antiguas Asamblea legislativa y Convención francesas y también tiene la Montaña (Robespierre, Saint Just) y la Llanura (girondinos), aunque solo sea por su simbolismo topográfico, e invertida la orientación política. No es normal que la división existente entre derecha e izquierda actual (no antes, menos con Felipe) pueda ser tan extrema. Mientras que la derecha (la montaña) mantiene los niveles de capacidad de siempre, la izquierda (la llanura) se ha despeñado (empezó también con Zapatero). Aunque es cierto que ante cada elocuencia de progreso (patochadas, anacolutos, sofismas, consignas, falta espectacular de estudios y cultura general, nula experiencia) la prensa arremeta contra el Churchill de turno, sin embargo, nadie agrupa a los translúcidos insuficientes como parte dominante del grupo de izquierdas, en una nueva configuración político cultural clave. ¿Será que el relativismo anclado en la absoluta horizontalidad y pastelera igualdad impide un análisis fundamental para la política de hoy, del desnivel y jerarquía en capacidad, formación, esfuerzo, experiencia laboral y de vida de la derecha frente a la izquierda? El doctor Sánchez, tan menguado en dones, tiene su guardia de corps en consonancia. Es él: pero con todos, entre ellos iguales en vacuidad.

domingo, mayo 30, 2021

Las pruebas de mi último libro, de Bilbao

" Este es un libro de un transterrado en el que se mezclan, en el breve plazo de tiempo enfocado:  ensayo, diario, “memorialismo”, y el relato, que servirá de eje narrativo al sacar provecho de un accidente sufrido en Bilbao en plena pandemia, a donde fue a heredar y comprar casa en Getxo.   Esta viene a ser la excusa para reflexiones culturales, políticas,  incluso antropológicas, que resultan  discordantes, irreverentes y, en ocasiones, mordaces.

Forzosamente queda confrontado con su época de juventud, como regresado de vocación intermitente. Tampoco sale bien parada su generación, cuyos procesos políticos inaugurales resultaron todos nulos, salvo el más perverso y peligroso".


Es un libro que  he escrito en poco tiempo y en mucho en corregir y corregir, y como me ocurre de un tiempo atrás, es el  que, y como, quería escribirlo, ni teselas de un mosaico, ni constelaciones de una vía láctea, relato de actualidad y  reacción de uno a novedades de vida. Muy  pocas cosas vividas en muy poco tiempo, que se retoman y enhebran aderezados de pensamientos personales, sobre ideas colectivas (que las niegan). Libro pequeño, los tratados que los hagan los de las universidades que para eso cobran, las reiteraciones, reincidencias, caminos trillados e inflados en los que uno sustraerse y acatar, para otros; con un pequeño hueco con buenas perspectivas para emboscados

Con los añadidos de la casa: crítica ácida, ironía, mordacidad e irreverencia que es lo que siempre falta en estos tiempos de beatitud y ñoñería.

Mi hijo que están (familia) en México y aquí, ayer jardín con velas , suspendida la tertulia del Oliver, todos, menos mi hermano, que mi foto es la de un marginal. Mi hermano, que quiero hacer  marketing: Así va dirigido a la gente que me puede interesar, o sea que más marginales. Me place esa imagen de la bohemia, (o la navegación, surfismo, viajero, jipi perenne, tipo mi desaparecido amigo Fer, cuando no era pijo del Barrio de Salamanca) ligado al romanticismo e individualismo que denostaban Marx y Engels, cuando los  momentos revolucionarios  franceses de 1848, los  anteriores de 1830 y los de la Comuna de París, 1871, leyendo a mi admirado Enzo Traverso ayer y hoy.

viernes, mayo 28, 2021

Cada vez soy -no me parezco- más mi madre

Mi madre me caía muy bien, era chismosa-informativa, superficial -no quería saber nada de profundidades metafísicas o humanas- , adicta a las banalidades, burlona y un poco maliciosa. Le encantaba hablar por hablar, no podía haber silencio entre personas. Era muy fácil tirarle de la lengua y que se pusiera hablar. No hubo una semana en el que faltara la revista HOLA, ni programa del corazón que no siguiera. Creo que fue el único tipo de madre que hubiera tolerado. Inculcó a su familia los valores de la diversión, los amigos y la calle. Lo que hacía ella. Y `por supuesto nunca molestó con deberes y responsabilidades, simplemente soltaba alguna maldad de vez en cuando
Hoy la tercera sesión de rehabilitación. y mi comportamiento ni siquiera es mío, sino el de mi madre, realmente soy ella. A esta señora, le he preguntado por las cicatrices de su rodilla, que son como dos caminos de montaña para motocross. Que no lo habían tenido enyesada la pierna, además de fémur y que sé yo rotos, osteoporosis, un ictus de propina, futuras recomposiciones en el hombro. Era venezolana -le he pillado el acento-, no he llegado a buscar su confirmación. Lo que no he hecho nunca, saludo el primero, según pasan.
Esto es el magneto y trozo de mi pierna buena. Aquí 12 minutos. Había en mi cercanía una señora que con el pie bueno se ha bajado la camilla, dándole a la palanca, para tumbarse, ha extendido la cubierta de papel desde el rollo.
-Señora, permítame la intromisión ¿qué veteranía ostenta en este lugar, porque le veo muy diestra en aptitudes auxiliares  de rehabilitación?
- Desde el lunes, cinco días- sonriente
-Pues eso que hace usted yo no lo aprendo ni en un mes. Ya llevo tres días y justo hago sentarme y levantarme.
Hoy No sustituía a Yen. ya le he dicho que era de Bilbao y todo el mundo sabe que soy de Bilbao, y la de la camilla más próxima que había oído la conversata, que ella era de Zaragoza y que llevaba 39 años en Canarias, y hablaba con acento canario. Pues yo 40, y no parezco ni de Bilbao, sino  de pueblo  rural con frontón, iglesia y batzoki.
Me he acordado de mi madre, y por momentos he dudado quien era, sin acaso un usurpador.