jueves, octubre 19, 2017

Mi hijo me pedirá la nacionalidad

Despedida de Claudia, vuelve a Milán
Celebrando al prisión de los San Jordis
Me dice XY, he hablado con E y que no te preocupes que te pedirá la nacionalidad. Le ha dicho que yo estaba muy cogido por el golpe de estado catalán. Antes le había comentado a ella que ningún asunto político me había afectado tanto como este viaje al precipicio.
-¿Más que el franquismo, la muerte de Franco, el 23-F, el triunfo de Felipe…?
-Sin duda lo que más. Estoy como secuestrado por el tema, hasta alguna vez he soñado con la puta Cataluña.
Estaba escribiendo sobre el Sáhara y Marruecos y ya tenía el tono y enfoque totalmente cogido, que es como pillar una ola. Al principio creía que si no conseguía más libros no podría con el proyecto (un nuevo libro), hasta que empecé a  escribir y comprobé que sí podía hacer lo que yo sé hacer, que es mostrar lo no mostrado, lo omitido, no atendido, la visión novedosa donde no se ha puesto la mirada. Yo vengo a ser como un zahorí, que sabe encontrar el agua donde nadie podría sospechar que estaba. Mi amiga colombiana Clara me publicó un artículo en una web colombiana, que resultaba otro elemento a incorporar. Como era dar un enfoque distinto y más beligerante descubrí que  con los libros que tengo sería suficiente, solo había que volverlos a leer y descubrir, entrever nuevas cosas. No tengo una mala biblioteca sobre el Magreb y África subsahariana.
Vivo pendiente de las noticias, llega XY y entonces seguimos nutriéndonos  por el cordón umbilical en Cataluña. A mí nunca me ha interesado lo más mínimo Cataluña. Siempre me han parecido presuntuosos, tendentes a la sofisticación, altivos y soberbios con quienes creían podían: los españoles. Tan  afrancesados, en París ni habían oído hablar de ellos, un provincianismo de casino de pueblo.  Hace 10 años estuve en París por última vez y en el Barrio latino en un pasadizo muy antiguo vimos su sede-embajada con una bandera como la que cuelga del Arco de Triunfo, que nadie conoce. Era algo ridículo y grotesco.
Pues tengo completamente aparcado mi libro cuando iba como una moto, celebrando mis hallazgos y puntos de vista. Tampoco atiendo al blog porque no tengo ganas, ahora es casi un esfuerzo, cuando siempre ha sido gozoso. Un blog lúdico debe invitar a escribir, pues ahora no. Lo único en lo que pongo empeño, más que antes es en mis columnas. Intento dar lo mejor de mí y ser eficaz, convincente con mis puntos de vista. Es siempre lo mismo: tratar de influir, abrir lucernarios. Ante la última columna escribió el Niño en twitter que yo elevaba el nivel de la prensa chicharrera. Lo que también me dijeron en el Oliver. Teniendo en cuenta que son opiniones valiosas, pues mira que bien.
El próximo Mákaros tenemos el Tractatus de Wittgenstein, como con él no puedo lo circunvalaré por otros libros que tengo. Brindamos el lunes en Los Reunidos por la prisión de los Jordis, grandísimos fanáticos hijos de puta.   


sábado, octubre 14, 2017

Mi hermano el profesor, del intelectualismo a la militancia hedonista

Aquí el profesor interino (ya está dentro) del instituto, rodeado por algunos compañeros. Me manda esta foto inquiriéndome, porque yo se lo suelo preguntar, si está o no está integrado. Evidentemente lo estás, le respondí. Los amigos de mi hermano, que tiene amigos de verdad, y los que le tratan  suelen aprovechar para aprender o al menos escuchar. Siempre ocurre igual.
Menos   uno, ya finiquitado, que le gustaba mucho meterse con él, como no tenía gracia,  de sumamente  zoquete creía que sí,  y siempre  y de manera muy penosa se reía de las imbecilidades que elaboraba su privilegiada mente. La envidia a mi hermano le hacía ser aún más penoso y muy hostil, -chanzas ridículas constantes-  al pobre alpinista.  
 Ayer me dijo que había vuelto a beber con holgura, y que no iba a poder leer.
-Te vas a alcoholizar- le advierto.
- Sí, lo que no lograste tú, lo van a conseguir los profesores compains.

jueves, octubre 12, 2017

Aquí estamos los miembros del Komando.2 tiempos

Dos tiempos.  
Todos nosotros somos  ex, un ex es alguien que ha dado un paso adelante y al que puede suponérsele una actitud  creativa, imaginativa, dinámica, heurística y seguramente en posesión de un bien escaso: lo humorístico. Supongo que estaba pensando en nosotros, porque si no no se entiende¿Se nace o se hace? Da igual, lo que hay que hacer es demostrarlo. Los desprovistos de todo adarme de humor son legión aunque menos que los aburridos: una plaga bíblica. Mi hermano ya es otro ex, ahora es un profesor de instituto muy feliz, que va de comida en comida con sus compañeros, mañana tiene otra. En la primera comida replicó con otro discurso al director del instituto, que evidentemente causó admiración, todos le aclamaron con unción como a un héroe  griego  laureado de gloria, poseído  de inmortalidad, succionado por bacantes.
- No podía resistirme a hacer reír- me dice. Ya antes me había anunciado sus propósitos. Además siempre lo consigue. Poder hacer reír es el mayor don que se puede tener.
Es un enseñante a tiempo completo que se ha dado de baja en todas las actividades de Sr advocat. ¡Hurra! Aunque era muy conocido del sector ADVO, me hizo una serie de importantes distinciones entre aquellos y los profesores, ya escribí las diferencias que me hizo, por lo que no redundaré.
Tenemos un nuevo makario que vino al Oliver por primera vez el otro día. Es un Sr Advocat pronto  arrepentido, gran conocedor de la filosofía griega y la historia de Roma. 
-Te has traicionado Advocat- le reproché con superioridad.
Ayer me llamó E ya desde Washington, Quería hablar de la situación política, estaba más al tanto  que yo, coincidimos en lo fundamental. Análisis : la alta burguesía catalana se ha hecho el harakiri, van a pasar su 98, como cuando la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, con su falta de autoestima, de confianza, seguridad en sí mismos,  desolación, pesimismo, negatividad...
Me contó que en Hanoi tuvo que pelear mucho con diplomáticos norteamericanos (el novio de la boda es diplomático) ya que comparaban a Cataluña con Kurdistán, llegó a Washiongton y en su propia organización, parecido. Otra lucha.
Le dije como había salido en televisión  las concentraciones de españoles y catalanes en Londres, París y Bruxelles, no así la de Miami. 
-Comentamos Mamá y yo que si llegas a estar en Washington hubieras organizado/participado en  alguna concentración en Dupont Circle.
-Pues he llamado a unos españoles y vamos a formar una mesa y  contactado con la embajada        


domingo, octubre 08, 2017

Mácaros contra historia, narrativa, contextos y cultura, como poco

Se lo dije a XY el sábado o el viernes: ahora mismo no se puede excluir enfrentamientos armados, según la deriva que está abierta, tomen los acontecimientos. Los planes tácticos de la CUP son bastantes siniestros. Hablan como si tuvieran armas, que no tienen. Todo alucinante.
Nadie cuestionará a estas alturas la relación tan íntima entre el nacionalismo y la guerra. Yo no he conocido y eso que conocí   ese lado, nada similar en España. La deriva es la de la exYugoslavia, ni el Ulster ni Euskadi.
Me ha asaltado un pensamiento nada reconfortante. Lo que sería tener hijos pequeños y vivir en Cataluña, absolutamente sometido al Totalitarismo, con masas fanáticas que se ponen a desfilar en cuanto oyen el primer pitido, que se exaltan  hasta el paroxismo con  arengas y que saben que no tienen  límites –el punto cero del éxtasis: de disolución del mortal en la masa que lo acoge para hacerlo partícula- y todo les está permitido, llevar niños que ya odian tanto  como si hubieran violado a sus madres, torturados a sus padres , quemados a sus hermanos, ancianos con niños………
Estas cosas escribía y al final no colgaba. No he escrito porque no tenía ganas con lo de Cataluña, en realidad si escribía pero salía mucho y mis antecedentes políticos. Tampoco quiero que el blog deje de ser de tono literario mundano (es decir de sutilidad filosófica) para cosas serias tengo el periódico, los libros y ahora algo twitter.
Ayer tocaba en Mácaros Richard Rorty el máximo filósofo americano de los últimos 50 años, un tipo muy interesante y el  gran interlocutor de  la filosofía europea.  Gracias a él podemos conocer la filosofía americana en toda su corta  historia, con sus características,  cómo en ella domina la filosofía analítica orientado a la ciencia. También podemos conocer los grandes cimientos culturales de los americanos, la filosofía analítica, básicamente del lenguaje, el pragmatismo recuperado  que viene de Dewey, Emerson, Thoreau, Whitman y William James, el utilitarismo, que nos radiografían el carácter americano, toda  su peculiaridad cultural, sociológica, política y simbólica, fundidas  con las variantes del reformismo religioso, por ejemplo mormones y baptistas del sur. Su defensa del canon cultural occidental como enseñó Harold Bloom con  la pervivencia de Shakespeare,  Cervantes, Goethe…   frente a la posmodernidad defendida por la izquierda americana cultural y académica adscrita  a la posmodernidad basada en la identidad, las variantes culturales y su reconocimiento (gays, mujeres…) igual de válidas todas, ajenas a jerarquías axiológicas.
Nos habla de la validez y función de la re-descripción, la filosofía como conversación permanente con la que,  como los desvelamientos heideggerianos, podríamos acercarnos a una verdad plural y proliferante.
Mácaros se ha convertido en un baluarte  de negación de  la historicidad,  la cultura  y  las ideas políticas, así como de la  descontextualización.
A Mácaros le gusta  la gimnasia racional antes que el entendimiento con margen para la intuición y el sentimiento, centrados en la grandeza de los  conceptos con sus matices, sutilezas pero sin salirse del corsé de su incardinación sistemática. Gustan explorarlos, correlacionarlos y desarrollarlos. Velando siempre por su pureza formal. Como una buena foto fija en blanco y negro.  Les interesan algunos filosofemas en los que entretenerse, porque los han diseccionado e invariablemente encuentran un parentesco con otros. Se hace un discernimiento por parentesco. A remite a B y este a C, a terreno conocido.  Siempre encuentran su tierra prometida en  autores que conocen y a los que son llevados. Tienen la necesidad de traducción y refugio. No hay heurística o taumaturgia posible. Hay corpus, iglesia (no exactamente escolástica), no narración.
Lo que nunca harán  es hacer compendios y síntesis  del autor,  formular una visión particular consistente y autónoma de su obra, conseguir la panorámica histórica y contextual de lo propuesto, sus  líneas de fuerza y las indelebles. Las que tienen como  guía a la intuición, porque siempre se han detenido en el detalle o en el concepto discernido conocido e intercambiable.
 Se acude al trastero epistemológico en busca de una pureza conceptual y deductiva en el tramo donde aparece  la fundamentación de la preposición. Los libros siempre resultan confirmados, tras despedazarlos en puntos de interés para la reflexión en un tono absolutamente académico y gramatical. Las ideas o conceptos se fundamentan por sí mismos y en su propio marco, se retroalimentan. No hay instancias ajenas a ellos. Consiste en dar pareceres, sin salirse del marco epistemológico ni la fundamentación clásica.
Mácaros contra Rorty
 En sus erupciones conceptuales y sistemáticas, jamás utilizan  metáforas,  imágenes o intuiciones, no conciben en el gimnasio académico  narrativa o  literatura, porque están encastillados en los cortes sincrónicos y diccionarios (no desarrollables como Rorty, sino institucionales y oficiales), en el concepto en toda su grandiosa abstracción y funcionalidad  epistemológica.
Tampoco  pueden entender a Rorty porque jamás acuden a la ironía, la parodia  ni menos a cualquier tipo de transgresión a la hora de pensar la cultura actual, nuestro Zeitgeist. Este horizonte de comprensión para ellos no existe cuando diseccionan la corrección de un juicio, de un concepto que pretenden desnudar. Desde el corralito epistemológico no se ve lo de fuera.  No pueden enfrentarse a la filosofía como narrativa o literatura, porque les sacaría de sus paralelas, cuerda  o anillas lógicas.  Ni Foucault, ni Derrida ni Rorty… nada. No debieran salir de Kant y después  de Hegel, de una teodicea escolástica calibrando conceptualidad y cohesión sistemática.Orden cerrado.
Después de cenar llega Ex doctor Harris recién duchado, como si hubiera quedado con Fer para ir de putas.  Les llamé moralistas y prejuiciosos, pero se me olvidó acusarlos de reductos decimonónicos de  honorabilidad conservada en naftalina. Cristianos viejos, hidalgos de Castilla, guardianes del honor  y del buen nombre de cualquier  estúpido reo de abyección. Que no os va a amonestar vuestra madre a la hora de haceros  la raya en el pelo.