martes, enero 25, 2022

Diálogo familiar en guasap, fin de mi convalecencia, me tildan de "personaje"

El lunes pasado me quitaron los puntos que me dejaron tras mi intervención de hace 15 días para extraer la  metalurgia que almacenaba mi rotula. Evidentemente sigo cojo. Transcribo el whatsapp
Mi hijo- La pata coja?
yo- La pata coja y supongo que ad aeternitatem
Mi hijo: Pues vaya!
XY- no hace nada para recuperarla, le gusta ser cojo
Mi  hijo- Claro, va con el personaje decadente y crepuscular que ha creado

El Día: Movimientos sociales o chiringuitos: ¿Qué son?

Los chiringuitos suenan a obtusa incriminación propagandística de la extrema derecha facha, con la que persigue la caída, cual fichas de dominó, de grandes iniciativas sociales incluso  derechos humanos  (mujeres, LGTBI, emigración, ecología) que el Estado por sí solo y su vuelco de leyes sociales, generalmente sin dotación alguna, no pudiera realizar, y  las confía a distintos movimientos sociales. Ocurre que esos movimientos sociales son con cargo en exclusiva a los recursos del estado, solo que la gestión es por cuenta de activistas de  izquierda, que así como han hecho de ella una profesión ideológica no han hecho ninguna oposición para estar. Resulta curioso que la reivindicación de una sanidad pública absoluta es la gran (única realmente) reivindicación social de izquierda, sin entender que la Sanidad concertada -en la  que la semana pasada me operaron -derivado- del tramo final de un accidente que sufrí – forma parte de la sanidad pública, aunque subsidiaria y como las instalaciones propiamente públicas, un lujo en eficiencia y profesionalidad. Resulta fácil explicar: yo he sido dos veces intervenido, y solo tengo la tarjeta sanitaria del Servicio Canario de Salud. La gestión sin embargo es privada, y muy buena. Pero cosa distinta es el resentimiento/odio social, que no hace falta leer a Escohotado y su obra Los enemigos de comercio, para saber que en todas las épocas, empezando por el cristianismo y Jesús,  con su pobrismo (que empieza a estar en boga), ha sido el núcleo de la llamada lucha de clases, que ya me costó años descubrir su condición de  gigantesca  patraña.

Tenemos pues dos denominaciones, la de fundamentalmente VOX y la de izquierda para lo mismo: chiringuito con su carga peyorativo y movimientos sociales con su cariz filantrópico. Movimientos sociales que, más que a dinámicas populares, obedecen a un tejido orgánico funcional subvencionado, y así hay movimientos sociales de 15,  30 o  500 miembros; constituyen el listado casi infinito de asociaciones, ignotas en la vida social ordinaria, que firman pancartas en fechas y celebraciones y cobran regularmente fuera de ellas. Izquierdistas totalitaristas, se arrogan la representación de todas las mujeres, todos los homosexuales, todos los emigrantes, todos los fenómenos naturales. Pero vayamos a su entramado,  son satélites de instituciones u organismos dependientes del poder, bien elegidos (caso último Colau) y mejor dotados Son movimientos sociales-chiringuitos que leído de Iñigo Errejón, teórico populista, el reconocerlo y decir  que cuando queden fuera del poder, no pasara lo de los militantes  de Kirchner en Argentina, que tuvieron que ir a casa, así que había que crear, al ser muchos los succionadores,  instituciones populares para aguantar fuera del poder retribuidos. Pues contrapoder popular burocrático.

domingo, enero 23, 2022

Creo que debo ser de derecha

Mi abogado (amigo y compañero) comunista (enemigo de clase y paleoizquierda) me solía decir que jamás escribía contra la derecha y siempre contra la izquierda
- ¿Por qué tendría que escribir contra la derecha?, ¿les conozco, me han hecho algo, me han obligado a arrepentirme y avergonzarme y decir que idiota fui durante décadas, por  tragarme todas sus falacias, sus disquisiciones intelectuales inanes, de joven era falacias muy elaboradas y que daban el pego, pero después... ahora... ¿Qué son? 
Por no referirme a los suyos, los unísonos, corales y atrozmente previsibles, que sabes lo que van a decir y por eso son intercambiables, siempre calentitos en su zona de confort, siempre mayoría en su entorno, siempre cómodos.
La gente inteligente dice que la divisoria derecha izquierda, ya es algo más que inconsistente, así que ellos se inventan el nuevo mal radical, básicamente fachas y neoliberalismo. Un pensamiento muy rico, que encima no saben ni lo que es.  Como la inferioridad intelectual es penosa, lo fían todo a su último baluarte, la superioridad moral, porque tienen buenos deseos -¡no me jodas!- no porque haya algo en su conducta y hacer, simplemente eso.
Por eso soy anti-reaccionario de izquierda ¿Qué eso implica ser de derecha: a mi me da igual?.
Arriba con mi kaiku de hace más de 40 años, que me lo pongo por navidades, de cuando era abertzale e izquierdista. Navidades pre pandemonuim.

viernes, enero 21, 2022

Mi libro ausente en la Universidad de La Laguna, pero presente en la de Yale

Gracias a los registros universitarios internacionales: WORLDCAT identities y VIAF puedes seguir -yo los tengo puestos en el blog, banda derecha- , ya sin los clavos en la rodilla,  y curiosear en esos sitios.  
No me gusta hablar de estos libros, terminé muy mal con los referidos en ellos, aunque muy bien porque acabé ganándolo todo, y más que todo, en los tribunales, y fue de verdad mucho, porque jamás fue un mundo que admirara apasionadamente como tampoco a sus componentes e idiosincrasia. Pero hete aquí que he descubierto este libro en la Universidad de Yale, sin estar en la de La Laguna -en el registro universitario español: rebiun baratz-, que supongo tiene casi todos los demás.  Pudiera ser que así como me aguantan los libros sobre el Sáhara que creo que los tiene todos y el de abajo: seguramente porque pone Canarias, no una crítica tan drástica como la de Las ruinas del sindicalismo

                                               
Supongo yo que igual ha influido el hecho de que la opinión común de la universidad es dominantemente  de izquierda -y yo disidente y combativo-, ya que forma parte de su identidad (universitaria española), siempre unánime, con sus zonas ajardinadas de confort, de consenso básico y opiniones y sobreentendidos corales,  y subsunción. Lo bueno de estos es que cualquiera que fuera la pregunta que les hicieras ya sabrías la contestación,  suelen ser  progresistamente intercambiables.
El libro de arriba está en la Biblioteca del Congreso USA, que tampoco tengo ni idea cómo ha aparecido allí, lo que no me hace ninguna ilusión ya que no lo merece en absoluto. Es un mal libro, sin interés.
  
El mundo sindical y jurídico laboral -mi lugar-  no da para casi nada, de limitado que es,  demasiado pedestre, exaltado y llorón (victimistas compulsivos, van de subsaharianos o refugiados sirios, penoso, ajenos a cualquier actitud positiva y responsable), dogmático y necio, de  incultura y conservadurismo inimaginables, siempre fueron la retaguardia de la clase obrera, el lugar más tosco y ramplón de la izquierda histórica. En realidad el sindicalismo siempre es sobre mínimos sin trascendencia real: familiar y personal (algo que ni se dice ni reconoce), todo reductible siempre a pequeños tantos por cientos,  es incomparablemente mejor que los  hijos progresen.  
Este libro de arriba, que fue el primero, de hará 15 años, como le dije a una letrada de un organismo,  la gente que podría  leerlo -es un ensayo- no le interesa nada el submundo sindical, y los del entorno no alcanzan.
 Las ruinas del sindicalismo será sin duda  el libro más interesante y profundo sobre sindicalismo publicado en España. Es un mundo intelectual y moralmente anémico, inculto. No hay ningún mérito de nuevo, ni puede haberlo, en un desierto sin rastrojos. Tiene su presentación mas de 500 entradas en youtube. Todo lo que publican  catedráticos y srs advocats  son  enjundiosos trabajos sobre convenios colectivos, días feriados o vacaciones o el 3%.
Pensé que si le hubiera puesto tiempo y ganas sería la gran obra sobre sindicalismo, pero ni borracho iba yo a dignificarles más.

https://www.worldcat.org/title/ruinas-del-sindicalismo-acoso-sindical-a-un-abogado-laboralista/oclc/960411140

Se muestran las bibliotecas 1-3 de 3 Para todas las 2 ediciones (38320)Desplegar bibliotecas que tengan solamente esta edición
BibliotecaFormatos que tieneDistancia
1.

Universidad de Granada. Biblioteca
University of Granada. Library

Granada, 18071 Spain


1
2.

Biblioteca Nacional de España
Biblioteca Nacional - Madrid

Madrid, 28071 Spain

 
3.

Yale University Library

New Haven, CT 06520 United States

 https://www.worldcat.org/title/por-el-sindicalismo-abogado-de-euskadi-a-canarias/oclc/904660531

1.

Biblioteca Nacional de España
Biblioteca Nacional - Madrid


2.

Library of Congress

Washington, DC 20540 United States


martes, enero 18, 2022

El Día: Emotivismo, la neurosis política

                                                            

La psicoanalista Melanie Klein,  como Anna Freud (hija de Freud), trataron de llevar el psicoanálisis a las terapias con niños; Jacques Lacan fue más lejos, porque lo intentó con la psicosis. A los niños les faltaba biografía con disfunciones; a los psicóticos les sobraba el que fuera una verdadera enfermedad mental. El psicoanálisis quedó para los neuróticos, que pueden llegar a  ser pasto del arte: cine (Woody Allen) , novela (Ignatius O´Reilly de John Kennedy Toole) por divertidos, con su desmesura,  sus tics, sus mundos imaginarios, sus poses y papeles que adoptan, muchas veces desorbitados. En resumidas cuentas se debe a la importancia de la imaginación sobre lo real, sin que se pierda el contacto con esa realidad sino que es plenamente metamorfoseada por la imaginación desasosegada y febril del neurótico.

El emotivismo en  política constituye un gran desajuste al tratarse de un ámbito estelar de lo racional y real (gestión, resultados, proyectos y leyes que los acompañen), que  a veces (ahora) se despacha como una reacción pendular ganada a la razón depuesta. Inexcusablemente  hemos de evocar a Hegel  en cuanto a la simbiosis entre realidad y razón. El emotivismo en la política  acarrea las pautas de la neurosis. Que en política se subliman y pasan por comunes y ordinarios lo que en absoluto son. El narcisismo tan constitutivo de las neurosis, en la política es algo reformulado como totalitarismo, el equivalente  verdadero del narcisismo. La centralidad de la propia voluntad y deseo,  con el des-reconocimiento del otro, objeto de las pulsiones agresivas al cuestionar y limitar su deseo de omnipotencia. Podía perfectamente estar refiriéndome al supremacismo catalán con casi absoluta literalidad paralela de condiciones definitorias. Y su exclusiva y excluyente perspectiva focalizada. El neurótico, inmaduro como el niño, no admite  que  frustren  la satisfacción de sus demandas, que le impongan límites, que haya de someterse a la ley, a lo real simbólico frente a lo imaginario. Es quien solo decide. El neurótico, niño déspota y malcriado, es el ciudadano de inclinaciones totalitarias, que no asume las reglas de juego o las burla.

El emotivismo en política no solo conduce al exhibicionismo pornográfico de buenas intenciones y mejores sentimientos, al buenismo hipócrita, que calcinan responsabilidad, rendición de cuentas y madurez, sino a la ñoñería y dominio de lo más cursi y melifluo. La empatía como aptitud sentimental, es de la misma vacuidad que las exhortaciones  a la virtud y  buen camino, sin el ropaje del catecismo. Nuestra izquierda desprovista de todo su fundamentación racional histórica  se hace fuerte en la empatía, mentiras, ¨resiliencia¨ -¡ya!-, y el desacato: Vaciando las reglas institucionales, ignorando las realidades materiales: Infancia despótica/adolescencia  chulesca. 

https://www.eldia.es/opinion/2022/01/18/emotivismo-neurosis-politica-61671395.html

domingo, enero 16, 2022

Mis libros del Sáhara en universidades americanas, tenía razón Bachir Edkhil

Tenía razón Bachir Edkhil, yo no sería un académico pero mis libros si lo eran. Me dio que pensar. He descubierto que este libro El Sáhara, el declive del totalitarismo, no sé cómo  (será por la traducción), pero ha ganado más presencia en las universidades americanas. Pues parece que tenía razón mi amigo Bachir  (el Cheijk).
Aunque leo a los académicos que se pasan la vida estudiando e investigando y saben, no admiro su  vocación. Y es sencillo de explicar.
Una cosa son los conocimientos y erudición y otra el pensamiento, saber  no es pensar, ni erudito ser crítico. Ya la ascesis consistiría en alcanzar  un pensamiento personal. 

Por eso ante Bachir, como hago siempre, me desmarco de los universitarios. En general nunca me tomo en serio y detesto a  aquellos que lo hacen, Algunos amigos valoraban mis libros (artículos no decían) sobre el Sáhara, que yo no les daba importancia, pero también en  esa cuestión  ahondó Bachir, una cosa son las ventas y otra la presencia en universidades.  Pues visto así, supongo que lleva razón, alguien los ha reclamado. Evidentemente con los libros del Sáhara como en mis columnas de prensa lo que intento es influir y si lo hiciera en territorio de  las elites  mejor que mejor.

Se muestran las bibliotecas 1-6 de 8 Para todas las 2 ediciones (Camden, Tennessee 38320, EE. UU.)Desplegar bibliotecas que tengan solamente esta edición
Ver la primera página de resultadosPrimera  Ver la página anterior de resultadosAnt  1  2  SiguienteVer la página siguiente de resultados   ÚltimaVer la última página de resultados
Biblioteca

1.

University of Michigan

Ann Arbor, MI 48109 United States





2.

Michigan State University Libraries
Main Library

East Lansing, MI 48824 United States






3.

Library of Congress

Washington, DC 20540 United States




4.

Princeton University Library

Princeton, NJ 08544 United States




5.

Columbia University in the City of New York
Columbia University Libraries

New York, NY 10027 United States



6.

Stanford University Libraries

Stanford, CA 94305 United States

Faltan la Biblioteca Nacional y otra, en la siguiente página. No está mal; Biblioteca del Congreso USA, Columbia, Princeton y Stanford, sin pertenecer a ninguna universidad, círculos y contactos.

 https://www.worldcat.org/title/sahara-el-declive-del-totalitarismo/oclc/1064411238

Cursor sobre dirección y a ella

Mi nieto copilotando el 787 de Londres a Washington

Se habrá vuelto loco dada su afición por  aviones, coches, autobuses y motos, esos mecanismos heteropatriarcales
Recibidas hace unos minutos de Londres
Los norteamericanos, de suyo tan inhumanos, y que a diferencia de en Europa se ven bastantes niños por las calles, dicen

viernes, enero 14, 2022

Desembarco en las bibliotecas vascas y el Sáhara en USA

En absoluto contaba yo  con  varios libros míos en la red de bibliotecas públicas del Gobierno Vasco, sabía de un articulo mío sobre Chillida, y por supuesto hacia seguro Vasca Cultura de Altura: Retorno estético a Oteiza e Ibarrola.
El que más está es este de Bilbao a Bilbao, que ya me ha dado alguna satisfacción. No sale muy bien librado el establishment  

https://www.liburubila.euskadi.eus/Search/Results?lookfor=Jos%C3%A9+Mar%C3%ADa+Lizundia+Zamalloa&type=AllFields&efilm=%7Einstitution%3A%22eFilm%22&filter%5B%5D=*%3A*

Pasar cursor y a la dirección
Dejo en el título del del post lo del Sáhara y USA para mañana , merece cuenta específica

jueves, enero 13, 2022

La despedida de mi nieto


 El viernes pasado a punto de embarcar uno de los 3 dio positivo. podían entrar en Londres pero no así en EE.UU, siendo ya los tres norteamericanos, pues media vuelta a Santa Cruz de Tenerife otra vez. Mi nuera siguió trabajando en mi antiguo despacho y el lunes empezaba mi hijo en la biblioteca.

 Hoy se han ido para Londres, mañana salen para Washington, quizá los tres. Mi nieto me llama Aitite  (abuelo en vasco) yo prefería en español, pero se impusieron los demás

martes, enero 11, 2022

Quirófano, retorno a las muletas y suspensión angustiosa del mundo

Como he dicho muchas veces quienes más me gustan de España son los extranjeros, es a la única gente a la que  pregunto cosas y me gusta hablar con ellos, Todos mis amigos y examigos, lo saben bien.
El anestesista era POLACO. No me puedo resistir, perdona ¿de dónde eres? No te recomiendo que eso lo hagas en Washington. Así como los boxes pre quirófano son bastante  entretenidos, nunca llegarán a ser  las Urgencias de la Residencia de la Seguridad Social, donde  disfruté de lo lindo viendo aquella tripulación desmesurada y organizadísima con su vestimenta y función concreta como de los grandes portaviones americanos, con sus colores vistosos que identifican a pilotos, marineros, mecánicos, los de cubierta y puente, mantenimiento, todos  con sus chaquetas coloristas.
Los de quirófano hoy solo combinaban azules muy igualitarios y jerseys que parecían en azul del ejército inglés, qué lana, muy elegantes.  
Obviamente como el polaco era polaco y el resto españoles,  yo contacté con él de inmediato. Me ilustra sobre los chutes de anestésico  para prevenir dolor. Termina la ceremonia quirúrgica y el cirujano me hace una alocución, sobre algo médico debió ser, porque si   no me acordaría.
Me empieza a decir  el polaco que mueva los dedos de los pies por la epidural, que me ha perforado  la columna vertebral y que me ha dejado con más de medio cuerpo inexistente, hecho inanimado: mineral, tierra, piedra, pura materia vil. 
No solo me faltan los dedos de lo pies sino al menos todo lo corporal que no llegue  hasta la boca porque puedo hablar, que es hasta donde puedo llegar y ser persona. Nada más.
Como la sanidad española lo puebla todo menos para los de la cultura lloricona (y meliflua como Franco), había 10 sanitarios por paciente que estábamos en los boxes, y por proporción, tareas y movilidad solo deambulaban ellos: la  sanidad pública y concertada que los progres conducirían  hasta la ruina final en nada..., Spain
- Tienes que mover los dedos de los pies- para superar la epidural
_-No se me mueven, y además ninguno- respondo muy afligido, como muy pocas veces he estado y a unos pocos años anteriores de romper a llorar.
_'Pues los tienes que mover _ sentencia otro y otro y otro, los uniformados, Estoy empezando a entrar en shock_pánico, en  el apocalipsis de fin de fiesta cuando eres aserrado solo tú.
_Eso me gustaría a mí_ Empiezo a comprobar que desde los riñones para abajo no tengo cuerpo, sino masa viscosa caliente inhumana. Dos horas después mis dedos se volvieron pianistas. XY desde el exterior también casi se colapsa ante la adversidad intuida.
 

El Día: Tal para cual: Garzón y Gobierno

                                                                

El padre de la sociología colombiana, insigne intelectual y escritor, Gabriel Restrepo en su obra Améfrica Ladina, en la encrucijada de Marruecos, el sueño de una paz cosmopolita, de cuya publicación reciente en mi colección Ensayos Saharianos (Edit. Alhulia, 2021) me cabe el honor, tensiona al máximo la ética de la convicción y la de la responsabilidad,

Como es sabido la antinomia ética de este par es obra de otro padre, pero de la sociología sin adjetivar, que es Max Weber.  Pero a veces, muestra Restrepo, el deslinde es complicado.

Haciendo de esa ética un casillero dicotómico totalizador, a Garzón habría que meterlo en la casilla de la ética de la convicción. Únicamente  porque no habría forma de hacerlo en la de responsabilidad, de la que nació privado, no llega al concepto ni a  su representación.

En mi anterior columna escribía del gobierno que no le  basta con no arreglar nada sino que además hay que crear problemas de la nada. El ministro más torpe y de inteligencia más retraída, es voluntarioso sin embargo. Un ministro, de suyo biográficamente  muy improductivo, viene arremetiendo contra todos los sectores productivos, henchido de moralidad y apetitos reformadores,  cual Calvino o Ignacio de Loyola

En las declaraciones de Garzón a The Guardian decía que la carne española era de mala calidad, de animales maltratados. Eso lo podría decir un activista eco-cárnico con toda la alegría animalista que quisiera, pero no un ministro, que necesita expandir su estulticia, incluso en papel couché con boda (propia) de reyes, particularmente cárnica, y viaje de novios de emperadores. Así es nuestra izquierda, subyugada por el esplendor personal y ansias de gerifaltes. No conozco en la izquierda que queda a ninguno que no esté transido de pureza, moralidad y beneficio.

El gobierno de la irresponsabilidad sin rastro de convicción, le respondió en su más puro estilo NO=NO que Garzón era Garzón y el Gobierno el gobierno. O sea, que nada. Como si The Guardian le hubiera buscado por economista.

El ministro de inteligencia ausente no solo no atemperó su torpeza por el escándalo desatado, sino que la ratificó y completó a peor. Se posicionaba contra las granjas orwellianas, a favor del ganado de  libre deambulación, alegre trotar,  distraído rumiar en frescos pastos de humildes ganaderos, o sea del campesinado como ¨conceto¨. Y adscrito a una prosa bucólica pastoril de gobernanza. Invocó contra su mismo gobierno que los científicos le  avalaban (mejor hierba que pienso, que lo decía por él, claro), resultaba el más adelantado progresista entre gentes de progreso. Tan científico como que el aire del medievo era más limpio que el actual. Un portento.

https://www.eldia.es/opinion/2022/01/11/garzon-gobierno-61438788.html

domingo, enero 09, 2022

Mi artículo de Javier Pradera del 2020 en Anagrama_ Jordi Gracia, su biógrafo

 

El Día 28/01/20

28 ene 2020 — Page 1. Área (cm2): 174,1 Ocupación: 19,24 % Documento: 1/1 Autor: José María Lizundia Núm. El Día 28/01/20.
1 página

https://www.google.com/search?q=anagrama+ed%2Ces+gracia+a+537+lizundia&oq=&aqs=chrome.2.46i39i362j35i39i362l5j46i39i199i291i362j35i39i362.384979962j0j15&sourceid=chrome&ie=UTF-8#:~:text=El%20D%C3%ADa%2028,1%C2%A0p%C3%A1gina