domingo, octubre 30, 2016

La furia del odio

No tengo  la menor duda  de que Franco fue  a quien más he odiado. Lo odiaba a muerte. Me parecía que más que los que tenía alrededor, que se han mantenido todas   sus vidas  más o  menos donde  siempre (terminando en el redil del PSOE). Left for ever.
Franco  en relación a los grandes dictadores de la humanidad  ocuparía casi el lugar de las universidades españolas habida cuenta que era una guerra civil y a quien tenía enfrente. Si no somos analfabetos en  política tenemos que distinguir lo más elemental: la República y su linda  constitución de la composición y relaciones de fuerza del Frente Popular, es decir  el PCE, el sector  radical  y  pugnaz  en la lucha de clases del PSOE de Largo Caballero, la URSS y sus comisarios políticos, CNT, FAI, UGT, milicianos, las juventudes socialistas del paracuellista Santiago Carrillo   y demás que ya se habían sublevado contra la república ¡5 veces!, la más cruenta la Revolución de Asturias. No es que sea falso, sino absurdo decir que la República luchase contra Franco, quien lo hizo fue el Frente Popular, con todo su elenco democrático e inclusivo  que luchaba para tratar de admitir a la derecha, al otro, vecino, familiar como parte del conjunto de la nación. Básicamente ansiaban de manera muy enfermiza una república que incluyera a todos los españoles, pero sin una sola excepción, y con  todas las ideas. En otro caso por qué iba a ser la gran alternativa al régimen del 78. ¿No lo hemos pensado?
Desde hace unos años sé, que puestos  a elegir barbaries, la del Frente Popular hubiera sido bastante más sangrienta y criminal, sin duda, que la de Franco, de aquí a Lima. La República es todavía  la gran promesa de limpieza definitiva de un país auténtico sin obstáculos para alcanzar la felicidad, obviamente previa supresión o desactivación de derecha y disidencias. Ayer el Congreso fue otra grandiosa prueba más.
Mientras la socialdemocracia está sin alternativa alguna a nivel europeo y mundial, no hay teorías, autores,  alternativas, líderes, programas sino meras reorientaciones sociales del conservadurismo de escasos ángulos, el PSOE desde Zapatero  ha patrocinado el odio. Solo el odio, y  en un país muy predispuesto. El odio político contra el PP y la derecha, media España, la exclusión con el cordón sanitario, el pacto del Tinell, la propaganda reiterada de ZP siempre con la DERECHA EXTREMA, y de acusación de soledad  y aislamiento,  resaltando  la indisposición y rechazo unánime del cuerpo político, su ilegitimación permanente asimilándolos  con el franquismo ya que eran los hijos La santificación de la república como paradigma de confrontación radical y exclusión.
Yo entendía que gente del nivel  de ZP, Aido, Pajín, Pepiño Blanco, la It-girl Teresa de la Vega estuvieran en esas cruzadas  y trincheras era comprensible, no eran ellos los que iban a encauzar a la socialdemocracia, podía ser que tampoco supiesen muy bien que era eso, pero que los Felipes, Guerras,  Leguinas no rompieran bruscamente me reconcomía. Me dijeron que Solchaga los ridiculizaba.
De ZP desciende Pedro Sánchez y toda la patulea, el No  es No, esa falta absoluta de pensamiento, de diálogo, de rubor intelectual mínimo. Todo es rebaño infantil, ignorante, trepa, es herencia de ZP.
 El nuevo proyecto de Sánchez es refundar un PSOE autónomo y alejado del PP. A-le-ja-do del-pp. Qué ridículo, estúpido, cortito. Cuánta ambición de análisis e ideas. Solo aprioris de exclusión, de mera  contraposición,  negación sin una sola propuesta, alternativa, debate, profundización en algo.
Pero por primera vez en los últimos tiempos no me siento solo, frente a un mundo radicalmente hostil o ausente, porque la palabra que por fin más se escucha es  ODIO. El odio (la negación radical) como el gran activo político y  elemento central. Por fin se pronuncia como un estallido policéntrico de diagnóstico. Cada vez que lo oigo, me reconcilio un poco con este país. Ya ha costado. Nadie que sepa ha relacionado  el puñetazo a Rajoy con el que ayer recibió en un bar de Bilbao el presidente de Nuevas Generaciones. Eso yo no lo he conocido. En Bilbao en los peores años del franquismo y de la Transición, no pasaba. Celebramos el asesinato de Carrero Blanco encerrados en una casa y en el frontón de Biarritz atestado de todo el exilio terrorista y seguramente con sus autores, tirando jerseys o cazadoras al cielo del frontón. Al menos el enemigo de  clase era el Régimen, no los paisanos franquistas. Una cosa es el terrorismo y otro es el odio, esa inoculación individualizada que aparece exigida por un inmenso coro imperativo, como  virtud pública, que está en la opinión común y es alentada desde arriba. No es culpa de Bildu como ha dicho el PP; los abertzales y mucho más radicales han gozado de muchas mejores épocas y perspectivas. Esto es odio, y el terrorismo o la kale borroka otras cosas. En ninguno de los dos casos de agresión hubo o se profirió  consignas políticas. Tiene razón el llorón marido de Begoña Gómez: hay que alejarse del PP no vaya a ser que te suelten la hostia a ti también 


viernes, octubre 28, 2016

Mi tercer libro sobre el Sáhara


Casi una hora hablando ayer con Indonesia, con rebotes en Rumanía, Podemos complutense… Antes, en la ciudad, un señor advocat me dice que no fue a mi presenta de Las ruinas del sindicalismo porque tras dar muchas vueltas no pudo aparcar, y me habló con mucho entusiasmo de mis artículos periodísticos y de su beligerancia. Mi prosa debe ser antitética de la modestísima sindical, la planicie del vacío invasivo y sin un solo cactus en el erial calcinado. Hombre, la exaltación de este señor A, deja claro, que bueno, debo tener perfil. 
Hace tiempo que no leo por mi libro del Sáhara. Es el libro que más me está costando. Los mayores problemas son con el contenido, la racionalidad y coherencia expositiva, las ideas  en su  desarrollo más congruente y funcional. Se ha pensado. He cometido bastantes barbarismos. Frases que ni yo las entendía. Llevo como 2 meses de  correcciones. También trato de cuidar la forma, que sea la mejor. Pero ya lo estoy acabando de corregir. Mi trilogía del Sáhara, me di cuenta el otro día tiene una clara evolución en su planteamiento. Son tres peldaños. Es lo que siempre pasa, uno va evolucionando y lo que en un principio  no veía termina viéndolo, y lo que no se hubiera atrevido a decir termina por expresarlo. A mí se me da bien alguna cosa, como  es mi capacidad crítica y analítica para determinadas cosas o campos lógicamente. Pero  tengo una propensión fabulosa, consecuencia de lo anterior, que es que llego a las cosas nunca expresadas. En todo lo demás soy un desastre.
No es lo mismo moverse a ras de herrumbre sindical con megáfonos y  proclamas sincopadas, donde ni su cuerpo técnico/intelectual orgánico tiene nada que  decir (salvo odas, rezos, posados), que ante un problema  de trascendencia internacional  y arrebato hispano. Con gente documentada.


martes, octubre 25, 2016

Crónica de las Molucas. ¡Salir de España!



¿Qué no entiendes ? Ambon, la isla donde estoy, forma parte del archipiélago de las Molucas, el cual está al lado de la Papúa Indonesia, la cual limita con PNG.
Después de esta lección de geografía tirando a elemental, te cuento que Ambon estuvo a punto de saltar por los aires tipo Timor Leste por un conflicto interreligioso: la población se divide entre musulmanes y cristianos casi al 50 %. Pero parece que desde principios de 2000 ya no se matan (llegaron a tener miles de muertos).
La ciudad refleja esta división casi perfecta: por cada mezquita hay una iglesia prácticamente. De resto, los tópicos asiáticos se cumplen uno a uno: motos por doquier, comida callejera, jaleo y muchos niños y perros. Igual no hay pobreza extrema ni tampoco abunda la basura. Sí que tienen velo las chicas musulmanas, pero no parece un velo como el de nuestra parte del mundo. Las chichas van de dos en dos en moto y las ves con chicos. Afortunadamente domina una concepción bastante secular del Islam, aunque me cuentan que el discurso político se está radicalizando y que la tendencia es negativa.
Una (otra) observación: el bahasa, que es una especie de batua, suena casi como el español (los fonemas son casi lo mismos), o más bien como el euskera (dicen un "orain" que descoloca). De hecho, parece que los hispanos pasaron por aquí. Hoy en día en las Molucas se utilizan palabras casi idénticas a "zapato", "armario" y "bandera".
Fin de las curiosidades por hoy.
Besos,
E


El Día:El insólito humanitarismo con los salvados



domingo, octubre 23, 2016

Auto de fe, catarsis, página en Morocco Tomorow

http://www.moroccotomorrow.org/?
s=jose+maria++lizundia

Hay que pasar el cursor por la dirección, y pinchar en ir a esa dirección

El sábado aprovechando unas pequeñas obras del vecino, arramblé con todos mis libros jurisperitos empedrados, y me  fui al punto limpio dos veces  donde los lanzaba uno a uno si eran tochos. Encestaba siempre porque era  fácil y gozoso. Era como dejar la adolescencia, mentir, ocultar (o dejar de hacerlo), ser adulto en definitiva. Volvía y en el habitáculo quedaban  los grabados, el mueble de época vacío esperando ser rellenado con algo que nos  conviniera mucho más  a los dos, que estuviéramos cómodos, auténticos. La definitiva y terminante clausura  de una época no  va a ser fácil,  porque queda mucha papelería e inercias. He llegado a  fantasear por primera vez  en mi vida con traer  a algún oriental para purificar el espacio con humos y aromas, y borrarme.
Al hilo de esto he ido a comprar el periódico a la gasolinera. Todos son amigos, pero hoy estaba  la cubana y he  recuperado   consonancias básicas con mi nueva vida: playeras sin calcetines,  pantalón corto,  camiseta con  toro, chubasquero comprado en Gernika. Días sin afeitar. Me he acordado de mi madre, que me hubiera censurado.  Mi vida empieza a  establecer correlaciones y coherencias simbólicas.



He llamado al Niño, que está en Madrid y  va  a  ser mi prologuista de lujo de mi  próximo libro. No creo que haya trabajado más en ningún otro. Escribir sobre el sindicalismo y laboralismo era hacerlo en el vacío, al margen de una comunidad de opinantes, de debate y puntos de vista, en definitiva, de posibilidad de  intelección e interlocución. Aunque no habían leído mi último libro, las preguntas de la presentación ya demostraban la inviabilidad de un campo de hablantes y controversias. Lo que había comprobado durante décadas. Fue un reto: ser capaz de escribirlo, que es como lo plantee.
El Sáhara y Marruecos es muy distinto, ahí si hay debate pugnaz y los actores ahora son mejores porque se ha incorporado el frente académico del Polisario, tan geniales como sus primeros amigos: los militares de una dictadura colonialista escarnecidos por la “traición, huida, entrega, claudicación…” (¡qué van a decir los militares!).
Resulta que en Morocco Tomorow tengo mi página, descubierto ayer, como en Chile.
E que ya está en Ambon, Las Molucas. No representa a los hispanos del grandioso sistema político del no es no, sino a la primera democracia del mundo  de las barras y estrellas. 


sábado, octubre 22, 2016

Asia apabullante, correos de Yakarta

Por ahora y por lo que de ve desde el taxi muy bien, como Panamá, Cartagena de Indias. Desarrollo.
-----------------------------------------------------------------------
En una dimensión mucho mayor eso sí. Megalópolis auténtica. Se pueden contar docenas y docenas de rascacielos y centros comerciales. Asia pura, apabullante.
---------------------------------------------------------------------------
Mi vida como la de la gente que conozco es infinitamente insípida.  Que me lleguen estos mensajes con tanta información condensada, constituye una impagable bocanada de aire fresco. La información que contienen, manteniendo la subjetividad, la visión de emisor, es fantástica. No aparecen ciudades norteamericanas o europeas sino centroamericanas, pero ojo ¡del Pacífico!
Lo que es la primera impresión de Yakarta, se condensa en un gran diagnóstico y símbolo: Asia apabullante.
Google se encarga de verificarlo con imágenes.
Resulta patente la imparable, desenfrenada diría, decadencia europea, que  solo a algunas elites inquieta.
No digamos nada de España, que  ajena al mundo y a cualquier vicisitud global, prescinde de gobierno.Y debate durante un año sobre que el no es no.
Solo hay dos opciones: de joven la huida de España, de viejo el exilio interior.
Creo que merecía haberme podido sentir español, con un mínimo vínculo comunitario. No ha podido ser. 
Parece increíble, en Yakarta está Clara y relativamente cerca de Papúa-Nueva Guinea, en  Nueva Zelanda,  el gran Dani, otro exMontestory.  

viernes, octubre 21, 2016

Preciosa crónica de Bucarest

Estaba loco por conocer sus impresiones  de Bucarest, al final me ha recompensado. Aquí va.
Bucarest muy bien. Bonita ciudad, con una enorme presencia de vestigios de su pasado como la "París del Este" que me ha sorprendido. Salvo excepciones como el Palacio del Pueblo (el segundo edificio más grande del mundo después de Pentágono), totalmente mastodóntico y fuera de escala, y el ministerio de prensa, la arquitectura soviética no abunda. Lo que sí que hay y mucho es edificios tirando a malos de los 60, pero la ciudad tiene amplios bulevares y es muy compacta. En cierto modo me recuerda mucho a Madrid, la gente también: son morochos como nosotros y visten igual.
Lo del idioma es otro asunto. Al aterrizar parece que sí que es verdad que son latinos porque es muy fácil de leer. Pero hablan como eslavos, y bajito (quizá habría que decir que como portugueses por tanto, también Latin), así que no es muy fácil de entender, pero el grueso del vocabulario es romance. 
Lo latino también se nota en el carácter. Son dicharacheros, fumadores y con gran capacidad para el descanso, sobre todo los funcionarios. El Ministro y los secretarios de estado muy guasones.
En cualquier caso, la homogeneidad de Europa es brutal. Las diferencias con USA son las mismas en todas partes de la UE. Yo pensaba que el Este cantaría. Pues no.
En fin, me cierran las puertas. Escribo desde Yakarta.
Besos,
E


jueves, octubre 20, 2016

USO-CANARIAS: El SINDICATO CORSARIO















Cualquier  cambio de los ejes de coordenadas, que son geográficas  o espaciales,  comporta mutaciones vitales. Por ejemplo el cambio en el uso de parking. Ahora voy al del mercado, donde solo había estado una o dos veces antes, salí muy tarde de la Seguridad Social y casi se convirtió para mí una encerrona el mercado, todas las puertas cerradas menos una abierta, deseché el hurto, que  se me ofrecía impune y dadivoso a mi alcance. No iba a violar la ley, como hace con la legislación  laboral el diminuto  sindicato  USO-CANARIAS HARVARD, con  sus titulados en Dirección de Empresas. Menos mal que  USO-CANARIAS  HARVARD no  juega en las bolsas de Frankfurt y  Londres  porque  las hubieran hundido, de pura capacidad y  mérito, inteligencia y responsabilidad. Son  dignos de estudio científico. Cómo pueden contraer tantas deudas, para no tener que cumplir o incumplir programas o compromisos, alcanzar algún tipo de objetivos o metas, ser responsables de algo, solo  puede pasar jugando literalmente a gestores/empresarios. Ahora les veo pidiendo préstamos, ¿quiénes son los responsables? Porque alguien lo es y encima violando la legislación  laboral ampliamente. Hablar de verdaderos mindundis que juegan, sin saber tampoco, a empresarios no tiene interés. Cuanto más escaso en dotes uno se presiente, más debe aguzar las cautelas. ¿Los responsables? No entienden la noción, falta un poco de inteligencia también, que era más público de lo que pensaba.
Me llamó Carmen, la estupenda pintora, para agradecerme  el artículo que escribí en mi columna, estaba muy contenta. Le había gustado mucho y me preguntó por algo que escribí. Me he ganado un detalle-obra, en lo que no pensé en ningún momento. Será un placer. Había escrito sobre una exposición en el Guggenheim, pero no de pintura. Son los cambios de coordenadas los que actúan, digo yo.
Escribí ese artículo y pensé en el mundo de la cultura local, que serían los que lo leyeran, más por Carmen que por mí. Y en absoluto la gente, solo la casta. Sorprendentemente se erigió pronto en el más leído, y sigue, de “criterios” (opinión) del periódico. Otros de arte de Juan Cruz no alcanzan pódium y yo pensaba que sería mi suerte. No veo ninguna correlación. No la hay, solo arcanos.
Estoy en fase de liquidación, soy capaz de decir que no hago nada, pero estoy ocupado todo el día. He luchado a muerte literalmente con mi tercer libro del Sáhara ¡cuántos problemas de todo orden! No sé las veces que lo he imprimido.
Del Sáhara también sabe USO-HARVARD, sería interesante tantearlos, y a su comisión Nacional  de USO-Canarias-Harvard de naciones. No se puede negar que simpáticos sí son. 
UN SINDICATO CORSARIO ES EL QUE VIOLA LA LEGISLACIÓN LABORAL CON SUS TRABAJADORES, DECLARADO JUDICIALMENTE.


miércoles, octubre 19, 2016

EGUIAR LIZUNDIA/VOZPOPULI: Contra la corrupción,más imaginación



http://www.vozpopuli.com/el_blog_de_eguiar_lizundia/corrupcion-imaginacion_7_963873606.html#comments
HAY QUE PASAR EL CURSOR  POR LA DIRECCIÓN,  E IR A VOZPOPULI  

domingo, octubre 16, 2016

Más cosmopolitismo y blogger literario universitario oficial

cerveza JAI ALAI (fiesta alegre en baskisch) Tampa, Florida como el nombre de los frontones de cesta punta vasca. Me la manda mi hijo
ya ha llegado a Bucaresti

Journalists and Bloggers - Universidad de Zaragoza
https://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/.../Journalists.doc

José María Lizundia Zamalloa 20 Feb. 2016.*. http://lizundiablog.blogspot.com.es/2016/02/un-sombrero-cargado-de-nieve-cristina.html. 2016. Llamas, Manuel.

El viernes me encontré en la librería con un amigo mío: teólogo, exprofesor de filosofía y exabogado. Lleva cartera. ¿Pero todavía sigues trabajando, no fastidies?- le reprocho. Que va, esto es lo que me queda  en ejecución.
Hablamos de que no se lee, cómo las librerías anuncian la gran  depresión.
Tengo más de 100 entradas en youtube  de la Real Sociedad Económica de A.P.T. , fue gente  a la presentación y se supondría,  si van y si entran,  que les interesaría más el libro que lo que pueda decir o verme, pues no, lo lógico sería que no fueran o no entrasen. Escribo cosas que no digo y lo hago mejor. Ya además no cultivo lazos sociales ni profesionales, ni soy ya  popular. Solo existo para los amigos.
Este amigo me lee en prensa, que doy  caña  a todos. ¿A todos…? en absoluto- le contesto-  Me interesa muy poco  casi todo. Soy un combatiente por lo que  tengo al enemigo de clase perfectamente acotado. Aunque son unos cuantos, a Dios gracias.
Este amigo me dice que soy el de más nivel intelectual  del periódico,  de nivel nacional, también lo dice mi hijo. No creo. Como soy elitista y creo en las  elites –como me interesan las ciencias sociales y políticas me sirvo de su conceptualidad elemental, no soy un absolutamente ignaro sindicalista semianalfabeto. Y la excelencia- por lo que valoraciones cualificadas como esa no me sumen en una pofunda depresión.
Como por fin parece que se jubila de verdad, me cuenta que su otra hija va a tener un niño en Tailandia donde viven y trabaja con su marido. Van ya, para un mes, al parto. Hizo derecho y master en relaciones internacionales. Convenimos en la realidad de la sociedad global y las oportunidades inmensas que ofrece para inmigrantes y formados. Hay más oportunidades en el ancho mundo y más interesantes. Mi hijo no tendría trabajo en España y como él legión, le digo.
XY hace días  hablando con un empleado de una tienda, le dice este  que  ha estudiado medicina, y entonces  le pregunta, y por qué no haces el MIR. A lo que contesta: en absoluto, mi idea es irme a trabajar al extranjero (estaba ahorrando), no  solo yo, también mis amigos. A Espy le aterra quedarse sin visado USA. B  nuestra star system de Los Reunidos, que vivió dos años en San Diego, dice que le resulta imposible España y está loca por irse. Acabo leer en La Opinión que hay más de 20.000 provenientes de Canarias que viven en el Reino Unido, y que no quieren oír ni hablar de regresar.
La formación ya es internacional como la competencia, el trabajo, las relaciones afectivas, las buenas posibilidades de realización y vida: el mundo se ha socializado.  La triste izquierda y el siniestro populismo (cómo  se ríe mi hijo de los doctorados de Políticas de la Complutense, igual que grupos de doctorados  españoles en el extranjero), hablan de que es muy lastimoso que con todo lo  que ha invertido  sociedad y universidad española en formar sabios y premios nobel se desperdicie con su marcha al extranjero. Debe ser por los puestos que ocupan las universidades españoles en el ranking mundial.  Sociedad global, futuro, ampliación de las oportunidades de todos. La izquierda y el populismo son  lo más reaccionario, antiguo, carpetovetónico hispano, autárquico,  timoratos, conservadores, cobardes de enclaves como la Complu, comarcas, agrupaciones, que haya existido nunca en nuestra  historia.
Eguiar ya está en Bucaresti. Yo ya tengo -todo dicho- el título “oficial” de blogger en la Universidad de Zaragoza, además bajo títulos en inglés. Además por literatura.



jueves, octubre 13, 2016

Lo siento mucho: más cosmopolitismo

Conferencia
Viaje Papúa


Museo afroamericano Washington
Mi megacosmopolita hija ha regresado de El Cairo, que le ha gustado mucho, ha corrido por las orillas del Nilo, lo que a todos nos produce ciertos escalofríos. Teniendo en cuenta que ha estado  en Yemen, Afganistán, Irak, Uganda, Centroamérica… pues qué sé yo. Espero que  lleve distintos amuletos.
Mañana tienen boda en Tampa (Florida).
Segunda vuelta al mundo
El sábado mi hijo, vía Frankfurt,  vuela a Bucarest, lleva a su colaborador. Allí  va a ver a un  rumano que estudió con él en la Complutense y era enemigo también  de Juan Carlos Money bolivariano  y recua. El siguiente sábado, vía Qatar, a Yakarta, Indonesia, donde  verá a su amiga Clara, de Sciences  Politiques  (Sciencespo) de  París. Luego  a Papúa- Nueva Guinea, Pacífico y justo  encima de Australia. Regreso: Tokio, Chicago, Washington: vuelta al mundo.
Segunda conferencia y lo siento todavía más
Mi hija ha dado  una  conferencia magistral en  la  American University de Washington (no como mi hermano y yo  que las dábamos en bares). Nos hemos escrito algunas graciosidades los tres.  La he  felicitado en inglés, ando en  ello.
Mis hijos pretenden  disrrumpir  nuestro viaje por el Oeste americano de mayo.  Que si la National Gallery de Washington se ha ampliado (donde me permití un recital de conocimiento de arte contemporáneo, reconocía a todos desde  lejos y casi me gané grupo como guía), que si tenemos que ver el Museo afroamericano (legado de Obama en  el Mall, a la altura del obelisco como se ve en la foto).
-         - Si vamos  a  Washington es a beber cervezas artesanales y estar  con vosotros- les digo.
Bueno pues ahora pretenden  que vayamos a Washington, volver por  San Francisco la segunda semana. No lo cambio por Heroica  Nogales  y los mexicans.


miércoles, octubre 12, 2016

La de Barakaldo

Podían haber sido semanas, pero gracias a un buen contacto por fin se ha arreglado. Pensé que lo sistémico para poder prescindir  de los contactos personales, debía ser tan eficiente que incluso  habría  conseguido transformar al hombre, y hacerlo nuevo. He comprobado como los funcionarios te quitan de encima con inmensa facilidad. Tienden a rebotarte  aclarando que  con ellos no  va la cosa, o que el asunto es irresoluble  porque escapa a sus funciones ordinarias básicas. Y punto. No me parecieron querer ir más allá de sus protocolos habituales.
Los contactos tienen que ver con la sociabilidad, con los afectos. Es demasiado humano todo: los intercambios  sociales y amistosos como la pericia  por  eludir  lo que  implique  esfuerzo.
En  la seguridad social mi número del DNI corresponde a una de Barakaldo varios años  mayor que yo. Mi número del antiguo Instituto Nacional de Previsión, cuya tarjeta  conservo, no sale por ningún  lado,  se consultan  tres de las oficinas de Empleo de  Canarias y estatal, incluso añaden ceros como si fueran quiromantes por si aparecía.         
Más tarde y en la capital (me toca cota 600) el contacto de la Seguridad Social vuelve a comprobar que mi DNI es de la de Barakaldo que  cotizó días.
Sigue con  distintas entradas, como si fueran tácticas militares, y aparece mi hermana. ¿Tienes una hermana? Sí.
Aparece mi nº SS  o INP que ha ido a parar a la de Barakaldo también. Me ha despojado  de todo: de DNI y SS.
Hace unas pesquisas por teléfono mi  hombre protector, que tienen resultado. Uno de los 8 (tengo tres) del DNI de la de Barakaldo es en realidad  un 3 y la letra es distinta. ¡Menos  mal!
En donde daba por hecho que estaba  legalmente cotizando, si es que   entonces pensaba en esas cosas, lo estuve muy comprimido.  Me quedé muy sorprendido  por la sustracción a gran escala. Entre que te veían de estatus quizá excesivamente  deslizante   y que a los 20  años el futuro al serlo todo ni  existe, (lo que se percibe), y la Administración casi tampoco  entonces, pues hay mucha lógica en ello, profunda coherencia. Orden. Encima cumplía como el que  más,  por cierto era en el único sitio en que lo hacía. No lo había pensado. Seguramente hubiera sido un excelente operario.   Y tal vez después un sindicalista divertido, inteligente,responsable y no catastrófico a escala record mundial como otros. Aunque no hubiera sido mutualista. Por Alemania ni  pregunto,  igual tengo  horas y minutos  cotizados. A Fer le impresionó mucho haber tocado esa tecla.


domingo, octubre 09, 2016

Sin sinergias y en el colectivo


El  pasado martes regresó  XY de Barcelona. Le cuento algunas insidias que me han llegado de mundos a los que ya no pertenezco para plenitud y nirvana  mío. Me dice: tienes que caer mal a bastante gente,  te expones mucho: el blog (nada dice  de artículos, libros…)  Me veo obligado a precisar: más las habilidades  que soy  capaz de desplegar en el cara a cara,
 con mi displicencia, no saludar, vaciles, causticidad, provocaciones, enfrentamientos, frontalidad… Por tanto ya vengo dado con un punto activo, de apoyo, palanca, catapulta, nido de ametralladoras… Sin embargo según una  amiga mía  no paro de encantar a las mujeres y lo dice completamente  en serio,  como si tuviera ese don,  ahora  ha añadido que también  a algún hombre. Jamás pensé que podría oír  algo tan inaudito y  simpático (gracioso) sobre mí. 
Tengo plena conciencia de que la exposición es un acto algo extremo (en una sociedad de timoratos) de traerte sin cuidado el pensamiento y juicios  del prójimo. Yo como los escritores vivo en mi mundo que es al que realmente pertenezco, y no a ninguno social o profesional, y con mi exposición básicamente lo que se produce es un acto de mucha desconsideración general. La máxima  -es su gran presupuesto-  y más impersonal. Nadie cuenta, pero no voy contra nadie en concreto (salvo cuando sí)  o contra todos de manera previa e indefinida. Lo que pienso y digo no está sujeto o a expensas de valoraciones. Con otra diferencia, que estoy muy conforme y seguro de lo que digo. Fluye, como el Guadalquivir.
Lo confieso, no creo que  podría vivir sin amigos, pero  sin enemigos de clase tampoco. Incluso menos. Alguien que se expone es alguien libre, al que opinión común, contextos, juicios de terceros  no pueden  importarle mucho. Me ha dado mucha libertad y satisfacción el blog, me ha conducido a una ajenidad social magnífica. Pienso: he madurado totalmente, por fin “soy el que soy” y muchísimo más que lo que pude imaginar en mi delirio más ambicioso, que radicaban básicamente en el fracaso. La verdad que positivos no tuve apenas.
Del empeño  de mi madre con su máxima del “que  dirá la gente” a “la gente ya  puede decir misa”, es todo una avance, la realización de una vida. Es algo de escritores hablar sobre uno mismo, desde el foco de la experiencia  personal. Algo que la mayoría no hace, o porque no sabe o no se atreve, sino es en un cuchicheo breve. O  al inicio  del amor.
 XY decía hace bastantes  años, el rollo que sería  volver a enamorarse y  contar otra vez tu vida formada de  acontecimientos  fundamentales  y únicos. Qué aburrimiento.
El viernes bajé a Agapea, otra librería que ofrece huecos en los estantes, libros apaisados, como en todas las librerías: declive, consigo encontrar un libro de pesca en Mauritania –así ando-, luego quedo con mi hermano en el que fuera nuestro Atlantic City. El sábado a Lemus, me encuentro con uno de la profesión en  la que trabajé, y se disculpa por  no ir a mi presenta, no le digo nada, me lo encuentro todo el rato viendo libros, y dudo en decirlo pero al final se lo digo, el libro lo tienes ahí, si te interesa. Salimos a la vez, no lo ha comprado. Es curioso, dice de acudir a la presenta, de la que ni me acordaba, pero no compra el libro, sería para verme y escucharme. Si lo llevas  a las formas, sé coherente al menos. Estilo. Si habláramos sobre el tema, con el que tampoco habría que discutir nada, yo sería el que tendría todo que decir (cosas que ni ha oído ni oirá). Él a lo sumo alguna tontería banal. Pero amigo, que a ti te va: elegancia, estilo, saber estar. Según XY esto pasa aquí, pero no con los baskisch, pero dónde quedan ya... Compro dos libros, uno sobre el reparto de África.
Hoy he quedado con mi hermano, quería caminar dos horas, en el Atlántico (del Atlantic city al Atlántico bajo el mismo significante). Fuerzo un poco y otra vez el gemelo, voy cojonudo, ¡a casa!, segunda vez,  pasa el 014, la guaguasera , y lo he cogido provisto de El País y  Hola.  Igual un decenio sin coger el colectivo.






miércoles, octubre 05, 2016

E. con Hillary Clinton/ el valor de Las ruinas del sindicalismo

Eguiar  ayer en mitin de Hillary Clinton
Hillary Clinton ayer en Washington
Mi hermano en el Oliver el sábado
EDH me comenta el sábado en el Oliver que ha vuelto a prestar Las ruinas del sindicalismo, y si el primero le  dijo que era brutal, que es como lo califique en un primer momento,  el segundo sostiene  que no hablo de sindicalismo  (se referirá a manuales, revistas, ponencias sindicales,  normas para hacer representantes sindicales, a todo ese mundo apasionante)   y que no doy oportunidad a los que describo que respondan. Como se habrá adivinado se trata de un sindicalista,  ahora sectorial pero procedente de uno de “clase”. Estos pobres sindicalistas no distinguen libros (de lo que leen) crítica y análisis (de lo que lo han practicado), de reuniones (su protección ante el mundo, la proyección de sus yo), donde se sienten como abogados y  economistas juntos, muy  importantes y se responden animadamente. Si bien este sindicalista se lo leyó de corrido.
En realidad mi libro es el más importante sobre  sindicalismo que se ha escrito en España.  La importancia de mi libro se resume en un análisis y crítica jamás realizadas y desde un punto de vista absolutamente singular, tan irrepetible como que hubiera alguien más  como yo dentro. Nadie había establecido  que los sindicatos  no tienen programas que cumplir o incumplir (no tienen que dar cuentas de nada), ni social ni para las empresas, que carecen de cualquier tipo de objetivos o  metas, que es el único ámbito de total irresponsabilidad, que no existen, no hay,  las ideas sindicales como hay ideas políticas. Que los sindicatos no se distinguen entre ellos y que su juego en  las empresas se reduce a intercambiarse el papel de radicales y conciliadores. Pasan por las dos fases los mismos. Nadie les había fijado tampoco un canon mitológico, que es el mito de Sísifo, como mecanismo simbólico de anclaje definitorio: la repetición de subida y caída de la piedra/ IPC indefinidamente. Tampoco se les había parangonado actualmente  con el izquierdismo y la lucha política e ideológica. Omitida también estaba   la historia  y evolución del obrerismo y laboralismo desde el punto de vista simbólico y sociológico cultural. Nunca ha habido dentro del sindicalismo un enquiste cultural, moral, intelectual, político, existencial y formativo como el mio, ni parecido. No había otro que lo pudiera escribir, y aparte tengo una historia personal que contar. No se ha escrito nada similar.
Descubro  el elemento axial de la burocracia sindical que es el papel de identificación de los dirigentes sindicales que como  manejan cuotas, subvenciones, cursos, con  grandes  gestores (hasta la ruina), es la única función clara y objetiva que realizan, y en el gran juego, juegan a empresarios. 
Advierto que no es en el campo del sindicalismo y laboralismo donde me gustaría destacar o contribuir a algo, pero sí en otros terrenos, de forma que  ni siquiera me avengo a discutir sobre ello. Que se busquen sindicalistas, laboralistas o socialistas en caída libre, si se prestan, que tampoco están interesados en estos restos de le revolución industrial, aunque no lo recomiendo. 
Por cierto, hay un abismo entre los que han visto en Youtube la presentación de mi libro y los que han visto una conferencia de un catedrático de derecho laboral. Ambas en  la Real Sociedad Económica 


domingo, octubre 02, 2016

Burguesía y monjitas sobrevenidas


Se alineaban a la izquierda una hilera de coches de gama alta, hasta un Porsche  que se levanta solo del suelo unos centímetros y parecía diseñado para el cine: el coche que logra atravesar un camión por debajo sin perder el techo. De todas formas mi coche preferido es el mío, porque es coche experimentado, libre porque ha tenido más dueños, bohemio e informal, adulto por  emancipado completamente de las cadenas de montaje incluso de su propia marca. Es como mi guante.
Pues si hay tanto coche, a ver que boda hay dentro. Ninguna.   Pero está  le charme discret de la bourgeoisie . Todos tienen pinta de ricos y parecen  contenidos y aburridos. Igual después en casa se toman un güisqui, se ponen ellas la lencería, ellos el gimnasio enhiesto, las ritualizaciones… y cambia la cosa, pero hasta donde se ve, nada  que presagie fuego. Parece la cúspide local de la burguesía sometida a  estrangulamiento por escasez de componentes. Pues no, apenas se saludan, ni se conocen  -¿serán tantos?- o sucede que están enojados entre ellos. Si se saludan lo hacen con cariño. Luis por ejemplo lo hace, pero tipo cuerpo diplomático y eso que le saludan como si fueran primos o compañeros de colegio, o una que estuvo secretamente enamorada de él. Ex doctor Harris saluda a alguien estilo muelle despidiendo a familiares que van en barco. Pienso que  igual ese alguien está interpretando que quiere que se vaya. Nosotros no por el cerco de mesas -lo habitual es que estemos solos- declinamos nuestros modos y verbalización de elite intelectual. Nos desparramamos con registros de violines, bibliotecas de lomos de cuero y chimenea,  somos los Porsches claramente porque emanamos  verdadera distinción. Yo me topo  con funcionarios clase "A" Administración central/local que nos omitimos, yo con más naturalidad,  costumbre e incondicionalidad que intuyen. Mi único plato crea adeptos. Mi hermano se toma la consuetudinaria tortilla de patatas, que esta vez no  es de Mercadona y hace del comer algo rutinario ¡por fin!
Al parecer no ganamos asociados por mi culpa, nadie gusta repetir. Creo que en el fondo lo preferimos. No parece que me quieran echar sin embargo. A mí, si quitamos bares en la juventud, nadie me echa, siempre soy yo el que se tiene que ir.
Los intelectuales Mácaros se han leído a Jung, llegan con su libro. ¿Bien? Parece dudoso. Les viene al pelo para disolver -su cuerpo teórico lo propone- todas las aporías y paradojas. Bueno...Algunos lo han resucitado para hacerle vivir en su propia psique. Jung les sirve de botiquín de urgencias o cantimplora si van de excursión.
Mi hermano, la persona respetada por todas las elites (intelectuales, culturales y profesionales), que he descubierto le define, acalla toda especulación ciega cuando dice que la hibridación del homo sapiens con los neandertal se produjo en Europa y los blancos tenemos un 5% de ellos –pero vascos, no, le espeto;  vascos también -, sólo  en África no tienen ascendencia de aquellos homínidos desaparecidos por inadaptados, con los que me identifico plenamente. Más después de las monjitas.
En uno de los salones  de arriba se produce la emergencia de la sombra, el lado oscuro, el arquetipo materno y se convierten dos de ellos en monjitas en clase de urbanidad, costura, y prescripciones morales elementales. Vergonzoso. Yo he arremetido contra uno de mis enemigos de clase cubriéndolo de denuestos, improperios, pirotecnia,  verbosidad ardiente, riqueza expresiva, rompedora, paráfrasis imaginativas y dos  monjitas muy influidas de padres y colegio  me reconvienen y pretenden disciplinarme. Sí, cierto, pero en nombre de quién, de qué esquemas y moral, por qué no son capaces de prever que el trato que dispenso a mis enemigos de clase, ignora por estólidas esas exhortaciones monjiles, sus pobres esquemas de gente de muy poco mundo. Por quién me toman ¿por sus educadores, por sus superyós nunca elaborados, sus esquemitas interiorizados en lejanas comidas familiares, lo oído a sus madres con claro propósito educativo…? No jodáis, hombre. Fue algo insólito. No me imagino a ninguno de mis grandes amigos de cualquier época atreverse a reconvenir moralmente –ese tipo de gente era la que teníamos enfrente-, al revés, riéndose y estimulándome, divirtiéndonos.
Le entiendo más a nuestro catedrático febrilmente movilizado para que no llegaran a mi poder las fotos en los que tiene los ojos cerrados.



sábado, octubre 01, 2016

De Rodríguez, Oliver y Jung, llamadas y startups






Es más normal que yo me vaya (muy poco) a que me quede de Rodríguez. En un primer momento pensé apuntarme yo también a Barcelona, han ido las de Los Reunidos por jornadas de trabajo hasta el martes . Una de acompañante. La verdad que no pintaba nada. Resulta que  valoro los acontecimientos, Mácaros a la noche  en el Oliver y lunes en Los Reunidos, fundamentalmente con Fer, con el que tengo mucha comunicación. Nunca lo había pensado pero es así; tiene que ver con los orígenes (un amigo mío madrileño estudió en su colegio y cosas de esas), de lo  que él se encarga, mira por dónde. Me saca del lugar de lo cotidiano, lo que me pasaba con Alfonso y Serena y otra gente. Ellos, al haber tenido mucha vida, el entorno, el lugar  se diluyen. Domina la extraterritorialidad.
Llamadas
Una la hice hace dos semanas a un amigo filósofo vasco, preguntaba por mí en una librería (discutimos por Hegel; me dice su mujer ¡5 años ya!: es que sois igual de coléricos), el otro día a la  mañana me llama mi amigo el periodista vasco, me puede dar una satisfacción. Me llaman desde las Palmas, un profesor de universidad amigo de dos amigos míos, dos periodistas importantes,  para  consultarme por empresarios judíos. Dos grandes organizaciones empresariales    de Las Palmas buscan a alguien judío para hablar de empresas, primero dinamito al barajado y luego hablo maravillas de mi querida amiga Yael. Cuento los méritos, preparación, iniciativas, radical vanguardismo empresarial con  start-ups, growfounding, grandes contactos, organización de grandes conferencias empresariales en Madrid,  empresa de esa tipología en EEUU y México. Sin embargo me parece irrelevante hablarle de Los Reunidos: Javi Coca , el Niño, nosotros. Hay puentes entre Mácaros y Los Reunidos. Ella está en Texas y se interesa mucho, estoy  intermediando, y le remito al Linkedin de Yael al profesor  de Las Palmas, donde aparecen sus títulos,  formación, experiencia. Está totalmente fascinado. Resulta que también es promarroquí, y escribía en ABC, como mis amigos de Las Palmas.
Yael me contesta desde Texas- escribe también como si se estuviera riendo, para variar; no escribe, habla- le interesa mucho. Esos empresarios de Las Palmas han traído a gente del New York Times y le Figaro
Antes de despedirme ahora por teléfono de mi  hermano me dice: tú dedícate a estudiar cómo vas a reventar el debate de hoy. ¡Que sería aquello si no lo hiciera! Pero primero he de cocinar. Tengo pámpano.