jueves, junio 30, 2016

Ceuta/Lavapiés-USA/Machu Pichu

Yo no buscaba ampliar mucho más mi conocimiento del Sáhara, lo que viene a resultar bastante difícil de hacer, hay poco y todos están de acuerdo con el espagueti western. Los que aportan algo son los universitarios, que siempre se sumergen en las profundidades más abisales donde la luz no llega, y lo que enfocan con sus linternas es más bien muy limitado, un círculo trémulo que se desplaza sin rumbo, lo que no obstante hacen, es acumular datos. Luego ya la interpretación  es otra cuestión, generalmente patriótica, en el sentido cubano  de ¡patria o muerte!. Pero como sestean en  un estamento prestigioso gustan de revestirse de objetividad y ojo de águila. Lo que he descubierto en  ese libro coral y conmemorativo,  en el que se me alude  como enemigo de clase, es que no son nada  conscientes de su estado de ánimo, ya ostensiblemente pesimista, y del cambio de paradigma sobre la cuestión, que han alcanzado, con el mérito extraordinario de no ser conscientes de ello.
Aquí no lo voy a  desvelar, pero es así de cierto, y me refiero a una cosa fundamental. Como no quieren que eso ocurra, se les escapa de su conciencia. No tienen Yo solo Superyo y Ello en menor grado.
Leo sobre Marruecos mucho. Los únicos intelectuales con mayúsculas  del Magreb que he encontrado son los marroquíes. Lo que resulta inconcebible con el Sáhara. Los académicos  en sentido lato son intelectuales, pero si no tienen un discurso crítico y han desarrollado un pensamiento y elaboración personal, no lo son. Menuda diferencia. Devoro Marruecos, y quiero más Al Ándalus, pero no tengo ahora mismo material.
Consiguientemente mi visita a Ceuta este verano está más que asegurada, a Ceuta/Lavapiés que  es el ambiente que a mí me gusta. Es más, es mi ambiente, o ese, o el norteamericano.
Marruecos fue el primer Estado en reconocer al Estado americano cuando eran las 13 colonias, y donde EE.UU.  poseyó la primera propiedad fuera de su territorio, fue en Tánger.
Tengo que pasar por  Vascongadas, aquel al que llamaba el líder –una persona sin conversación- , me dejó plantado y bien plantado y dispone de documentos que preciso, pero que no sirve para que me los devuelva. Debe estar esperando el requerimiento o la denuncia por robo. Tengo que ir a ver –iba ir de igual manera-  a Serena  (accidentada) y Al, pasar por Fuengirola, mi tierra de promisión. Todo se complica porque dice XY de ir en Agosto a Bilbao. Un pequeño puzzle; los que van a Machu Pichu no tiene más que subirse al avión.
Mi hijo está prestando sus últimos servicios al Banco Mundial yendo a Guinea. Por cierto, en Madrid, durante la semana feliz, mi hija  le llamaba “Nuevo gringo”.


miércoles, junio 29, 2016

Atroz, los SJW, Sáhara, alternativa lésbica, orgasmos


Llegué el primero, había caminado 12 km, no soy ni mi sombra y no había nadie. Tampoco me resigno a los límites de la edad, por lo que el esfuerzo es muy  considerable. La primera en llegar es Belén que pregunta por XY, que no vino, y que tiene prisa, luego con Javi cerraríamos el bar y la calle. Posteriormente aparece mi hermano, y van cayendo: Amparo, el catedrático, Fer, Conchi con el instituto que van a cenar, Javi Coca a muy última hora. También aparece MC que  es que  la pide cigarrillos, que es una ilustrada ex profesora con esa afección, y con la que hablo de las adopciones en Etiopía, vía Estambul, (por cierto mi recuerdo y pena por las  víctimas), porque tiene dos sobrinas, y yo algo informado devine por Colorín.
Abajo Jesús Manuel Pérez Triana



Mi hermano ya se ha convertido en  asesor de  una profesora de filosofía de la Autónoma de Madrid, le pidió autorización para apropiarse de un comentario sobre Heidegger. El catedrático le interroga sobre epistemología y empirismo muchas  noches, y yo también le hago muchas preguntas. Me informó que Kant tenía mucho sentido del humor. Como él. Aunque a veces se enseñoree Atroz, como también ocurrió. Ya hemos hablado bastantes veces, como es su golem enajenado de su creador.
Nuevo libro sobre el Sáhara
Aparece el Niño (como le puso Yael) que en la foto es Jesús  Manuel Pérez Triana en un ciclo de conferencias sobre  la Yihad en África. Vamos a hablar de mi próximo libro sobre el Sáhara que introducirá cuestiones no planteadas sobré el tema. Espero tenerlo para este verano. El prólogo será del Niño, y le he dicho que tenga título y aborde un tema relacionado, que no sea mero exordio,  sino que a partir del libro se haga sus análisis y  reflexiones personales. Prólogo que  tendrá copyright  de él, y que se pudo haber hecho con los anteriores prologuistas.
Mientras leo sobre el Sáhara tengo a mano mi libro Ruinas, lo abro al azar y leo un par de párrafos, y desarrollo una envidia sana por cómo  está escrito. Justo como  a mí me gustaría hacerlo.   Un dualista.
Fer y el principio sexual
Fer dice que los orgasmos de las mujeres conllevan el enfriamiento del labio superior, ya superado su  etapa  de  sexo  tántrico sin eyaculación. Nunca escucho esas bobadas que provocan alborozo general. Sale constantemente Conchi a fumar y trae alguna compañera, dice que somos todos unos raros y esboza currículos, destrezas… que le escuchan a Fer con la boca abierta sus prosaicas teorías, que lo son igual, tengan o no base pseudo científica.
Atroz nuevamente
El catedrático ha invitado como casi siempre, es muy generoso y rico, a croquetas. Atroz antes de lanzarse como un  Stuka nazi, pide pan, como los niños helados. A la segunda le interrumpo, “se acabó, no ves que no van a dar para todos”. Me cojo dos para cortar su avidez, otra bandeja, ahora si puedes tomar otra.
Según se van,  unos pagan en barra otros dejan el dinero. Cuando se marcha Atroz dice “yo dejo lo mío, con la garra cerrada, como cuando a un músico callejero le vas a dejar varias monedas y no quieres que  vea tu donación porque es generosa. Belén se parte de risa. Te has fijado, lo que ha hecho V. Deja el dinero con el puño cerrado y todas las monedas que caben en  un puño cerrado ha sido un  euro solitario. Pregunto: ¿pero  solo depósito o también rescate Tampoco ha tomado  más que una caña u otra a la que yo le invito. Sin su golem Atroz no sería él.
Quedamos tres fundadores de UPyD, B se buscó en el blog porque Ex doctor Harris  le había dicho que la saqué. Está loca por  irse a vivir a EE.UU., pero a su marido, que sí podría, le da inseguridad el futuro. Si se divorciase tienen un plan B, idéntico  que el que ha diseñado Fer para Espy: un matrimonió lésbico a fines  carta verde. A Javi que  es puro cosmopolitismo y está separado de la senegalesa, le digo: las tías harán  colas por ti. Me dice “pues sí, tengo buena conversación”. Y eres un hombre de reconocido atractivo de galán exótico, encantador, ilustrado y con mucha biografía. Lo que habrá sido siempre así. Sí, y lo dice como si fuera diestro en el dominó. Debe ser la muy buena costumbre. No me extraña que acabara en una aldea de la selva. 
Javi habla de los progres norteamericanos, que están ahora en boga en EE.UU, los Social  Justice Warrior, como allí todo es en acrónimos SJW. La ofensiva de la corrección política ha llegado  a que nadie puede ser ofendido o haberle  faltado al respeto. Digo: como que Ayaan Hirsi Ali, le  echaron de Harvard porque  ofendía a musulmanes, no importa que le hubieran hecho la ablación y que a su íntimo amigo  el  cineasta Van Gogh le asesinaran en Holanda.


sábado, junio 25, 2016

En los que creemos


Muy de vez en cuando, y ahora  es la primera vez que lo pienso en alto, le  mando  a mi  hijo  algo  gracioso, ingenioso,  divertido  e intelectual,  que es, esto último, lo  que más y mejor  absorbe y potencia los  anteriores rasgos. Tenemos  gustos  parecidos. Como con  mi hermano. Y  me disponía  hacer lo mismo, hasta que he pensado que los personajes merecen mayor difusión.  
Me he reído tanto que he pensado que aparte de él, he de tener lectores de mi cuerda, que se puedan reír.
Fernando Arrabal, de quien leí en París su famosísima Carta a Franco lo que le re-exilió,  creo que es a la única gran  autoridad literaria  a la que he abordado. Fue hace al menos 30 años en la Avenida de Anaga  de Santa Cruz, se levantó  y me saludó muy simpático y agradecido. Me disculpé por  haber leído solo entonces  la famosa carta, lo que no le importó lo más mínimo. Es uno de los dramaturgos más importantes del S. XX del mundo, un genio   de verdad, cineasta, multigalardonado que  encuentra mucha verdad  y  congruencia  en ir  de  clown, se trata de una cuestión de estilo fundamental. Algo que ni Kant ni Heidegger alcanzaron en  su  vida, sometidos como estaban a psiques almidonadas. Trató a las vanguardias históricas,  a dadaístas (Trista Tzara in  person)  surrealistas (Andre Breton  y recua), Picasso, Dalí, Beckett… El otro Fernando, Sánchez Dragó es un gran escritor,  ensayista, orientalista, viajado, muy culto, mujeriego, aventurero,  sabio..
Este    tipo de personalidades de  jóvenes se  comprometen con la izquierda: Arrabal (cárcel y exilio), y Sánchez Dragó  (cárcel y exilio). Hay dos tipos de izquierda:  la  dogmática,  moralista, rígida y cerrada y otra intelectual, vitalista, exuberante, que antepone su libertad personal, y  a  la  que una dictadura le produce ronchas, intelectual y visceralmente. Pronto descubrieron que el comunismo era algo igual de repugnante.
Klaus Mann y sus hermanos Erika, Golo…hijos del  segundo príncipe de las letras alemanas tras Goethe, Thomas Mann, no soportaban  a los nazis, no les toleraban ni  en  los  cafetines nocturnos de Munich,   a  pesar  de ser jóvenes arios, ricos, futuros suicidas, artistas e intelectuales.  Todos  los jóvenes  hermanos fueron privados  de la nacionalidad alemana y tuvieron que escapar de los nazis. Conspiraron en el exilio contra el nazismo y trataron de convencer a su padre, Thomas Mann, autoexiliado en Suiza, que de una vez por todas se enfrentara al nazismo aunque fuera a costa de perder a todos sus lectores alemanes, que era lo que le retenía. Lo que terminaría por hacer desde la BBC todas las noches.
Estos dos  Fernandos eran incompatibles con  la ortodoxia, con la mera doxa  de izquierda.  Como  suele decir Sánchez  Dragó lo suyo es ponerse al mundo por montera. No pueden  con  lo  pobre y mezquino, la  mogigatería   gregaria, la  corrección medular,  los  encorsetamientos,  la hipocresía ,  el  miedo, las apariencias y  la sumisión, el decoro cobarde... en fin, comprobarlo 
Si queremos ser nosotros, hemos de liberar y   acunar, nutrir al clow que algunos  llevamos dentro. Son nuestro ejemplo, referencia  y faro


viernes, junio 24, 2016

Milenarismo y el cambio

Durante mi semana matritense, compraba todos los días El País y ABC, que ya no se vende en Canarias y que lo comprábamos los fines de semana; nos gustaba leerlo con El País. Lo   echamos  en falta. Había que resarcirse pues. Llevo 3 días que por mis horarios totalmente liberalizados,  llego tarde a la gasolinera y ya solo  queda El Mundo, que no me gusta, aunque  tenga articulistas a los que  yo admire mucho: Arcadi Espada (supongo que será la mayor inteligencia de España con Boadella) y Santiago González.
Este excurso para hablar  de algo leído en papel, por lo  que hay relación: esa. Abro el otro día El País y leo, resaltado, que ahora el milenarismo es mayor que en la Edad Media. Este pensamiento es de esos que tienes y que apenas puedes compartir, si no es en la inmediatez, e incluyo a mi hermano. Es ininteligible para el 99%. Encontrar a alguien que no solo no piense  lo totalmente  opuesto a ti sino las ideas más íntimas,  genera  agradecimiento. El señor  que lo decía es Fernández- Armesto, hijo de él del mismo apellido  que firmaba  como Augusto Assía. Un  periodista que yo,  incapaz  de  distinguir  nada de joven en las  trincheras del bien y el mal, calificaba, con  la alegría  y ligereza propia de esos lugares, de facha. Este estupidez  juvenil  hay muchos  que  aún la mantienen. No debía ser tan  facha porque el hijo de Armesto del  que hablo es británico, ni  español pudiéndolo  ser. A los británicos les resulta casi biológicamente  imposible ser fachas.
Ayer creo, le decía a XY que  si el ser humano ha precisado del mito y la religión para sobrevivir,  fijando  los condicionantes del alma  humana,  no van a ser los más incultos, mediocres y figuras de marketing  político, los Zapateros de turno con su ignaro  optimismo antropológico, quienes puedan decir o  dar  nada por  superado por el ser   humano  o  de permanecer   preso de supersticiones. La pulsión,  la necesidad no ha variado, tan  solo el objeto revestido. Yo solo  veo  supersticiones  y religiones por todos lados. Escépticos, descreídos,  nihilistas positivos  en sentido  nieztscheano, relativistas,  realistas, mortales es lo que  yo no veo por ningún lado. Aunque habrá países  que los tengan.
El milenarismo es el nuevo orden, la nueva sociedad, el cambio radical, el empezar de cero, al tierra de promisión y redención, la yihad y Podemos (el socialismo  zapaterino, su mentor). Durante la Edad Medía constituyó  una plaga entre masas y campesinos  empobrecidos, siempre se anheló la ruptura radical con el orden terrenal: El cambio.
Me levanto y leo que ha triunfado el Brexit,  pero  no se abre la campiña soleada a los zorros  correteando amigos  entre vacas y caballos, sino a unos suburbios  de oficinas angostas, almacenes de papeles, nuevas cuestiones, indeterminación, una  selva intrincada de extrema complejidad. Armesto  también decía que detesta el pensamiento simplista,  que consiste en echar las culpas de las cosas a  otros, no se entra a considerar la posibilidad de algún análisis objetivo, previsión, cálculo, interés, racionalidad, la motivación electoral empieza y termina ahí.
Lo bueno es que lo escribes en tu columna y tienes la sensación de que  estás  experimentando lo  que ya  crees. Que nadie lo va a entender, a pesar de que te limites a enunciar verdades  muy asequibles.  Pero perseveraremos.


miércoles, junio 22, 2016

Mis libros del Sáhara en la UNIVERSIDAD DE CHILE






















Mis libros del Sáhara en la UNIVERSIDAD DE CHILE
Mi amiga chilena Bárbara a la que mandé mis libros sobre el Sáhara –no recuerdo cómo contactamos-,  ya que lleva el blog Misosoáfrica, dejó sendos ejemplares en su universidad, la más importante de Chile, y por fin, años después, han sido catalogados. Según me cuenta, los bibliotecarios reciben infinidad de libros que deben expurgar y seleccionar.  Que debe ser lo que pasó en la Universidad que se suponía había enchufe, Georgetown: ni los libros donados del escritor sobre el que escribí un libro, ni los míos propios fueron catalogados. O sea que no parece tan fácil acceder a las universidades.
Mis libros sobre el Sáhara acceden a la  Universidad de Chile, pasando selección,  a la gran Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, UNED, Complutense y a la biblioteca de AECID  (Agencia Española  de Cooperación  Internacional para el Desarrollo) del Ministerio  de Asuntos Exteriores, en  su Biblioteca islámica, pero no  a las universidades canarias que acogen todo lo que se publica aquí o tiene que ver.
Presentía que era vetado, al parecer se conoce mi disidencia de la versión  canónica o metarrelato, Descubrí en  el libro colectivo de  la universidad española que se alude a mí sin citarme, tildándome de promarroquí. 
Marruecos es el país que más me interesa del mundo con diferencia. No es susceptible de comparación con los campamentos, a ningún nivel. Estoy leyendo y  escribiendo muchísimo, quiero que nos pongamos a hablar en serio del Sáhara de una vez, que haya el máximo conocimiento, no pinceladas, ni ornamentos, falacias, falsedades, prejuicios, opiniones--consignas. Vamos a  hablar por  fin en serio, sí. Sin  arengas, pancartas y falsísima  melosidad humanitarista.
Con  conocimiento y argumentando, siendo imaginativos,  evidenciando contradicciones y falsedades, ocultamientos y manipulaciones.
No tolero las censuras y los autos de fe, de que soy víctima. Vamos a hablar  de todo lo que no se ha hablado, de todo lo callado y desviado. Nos vamos a sorprender una barabaridad (nunca  mejor dicho).  Ya  solo el título va a gustar.


domingo, junio 19, 2016

El tramo final expedicionario

Donde las camareras anti heteropatriarcales pero también heteromatriarcales

El jueves comemos en la Castellana cerca de nuestra embajada, porque la cita  es a las 14,30. Es un sitio que conoce E. de yuppis, que comen ligero y consideran el alcoholun tipo de lejía o matarratas. Los hedonistas peor vistos se injieren una caña, como si lo hicieran por costumbrismo. El servicio es de predominio latino, o sea friendly, y trato de corregir el rigor puritano de la bebida. Tras la siesta en nuestro barrio de Lavapiés nos recorremos Madrid. Se trata de cenar en Chamberí, en una antigua carnicería, donde hay colas y extranjeros.
El túnel de la humillación
E. nos llama, “ya pueden venir”, estamos esperando  en un bar tradicional de clase media madrileña, afable y  dada a las conversaciones ora laborales ora vecinales. Cruzamos. Hay colas para entrar, está a reventar, los niños están al otro lado del mostrador, pero hay que pasar por debajo de ese mostrador. Mis articulaciones, mi sobrepeso, mi edad me laceran como si fuera una rata atrapada en un cepo. Disponemos de un metro cuadrado para cuatro, estamos entre el mostrador y la pared, pero es que hay gente al lado de la pared. Me dejan un taburete, digo que me voy, pero no me dejan, además solo puedo escapar por el túnel de la humillación. No es apetecible pasar nuevamente por la experiencia de rata. Traen los manjares, mínimos, yo digo que yo solo voy a tomar vino, “pero si nunca he probado nada parecido”... hacen esos comentarios abominables. Termino el vino y me pido otro, al otro lado se han puesto los niños, pero como todos estamos cerca de todos y enfrente de todos, me miran como el bebedor de Cezanne o Matisse (ahora no recuerdo). Me vuelvo a colapsar en el túnel de la humillación. Voy al servicio, y les digo me voy enfrente. Ya no se resisten. Vuelvo al bar de enfrente, me pido lo más tosco y quitahambres: pimientos verdes y me sacan una fuente y chistorras y me ponen otra fuente, y eso que me ven  solo. Amisto con un camarero ruso, Pavel. Llegan ellos y ya estoy en el gintonic.
La prueba a los taxistas
El 75% son del Madrid, el 25% del Atleti. 2ª prueba: Ramoncín o Rosendo.100% Rosendo, 0% Ramoncín. Entró al comercio   de mi amigo Faisal de Bangla Desh ya en el barrio, le digo que me llamo Embarak  Abdullah, le hago gracia. Ayer me despedí de él entrando cantando con el puño en alto la canción de las marchas  de los derechos civiles We shall overcome
Horror en el Reina Sofía
Toca más guerra civil hispana. Dos pisos de tema, vemos algo interesante, sigo acertando con los autores y hago didáctica con Duchamp y algún otro. República española por doquier: cancionero, documentales, ya hay hartazgo generalizado. Enfrente del Guernica la Pasionaria arengando, la criminal estalinista y xenófoba como nadie lo ha sido en la historia de España. Pero luego aparecen toda la banda de los cuatro: Líster, el Campesino... Vayámonos  de esta checa, no salgan los milicianos.
Terraza de altura en lavapiés
Comemos muy bien junto a la Caixa fórum. Nuestra casa es una maravilla. Salimos al atardecer. Vamos al lado del Mercado de San Fernando de nuestro barrio, a  la terraza de la Uned -esa de arriba- y una iglesia semiderruida, lo que le encantaría a Pasionaria si es que no tuvo nada que ver  en ello. Ves el cielo de Madrid y el verde de Madrid al sur, nunca hasta ahora me había fijado que Madrid básicamente es un bosque. Los camareros se dejan barbas, tienen CV cuajado de gimnasios, son diestros y conjeturas que alguno de ellos pudiera ser heterosexualpatriarcal. Las que no la son en absoluto las de donde vanos a cenar, el antiguo El Imparcial (zona Joaquín Sabina). Esas eran empíricamente enemigas de clase de los heterosexuales patriarcales y matriarcales a la vez. Llevaban cortes de marines de nuestro país. Paramos dentro del linde a tomar un gin tonic. Algunos parecen heterosexuales.  Pero sin efusiones que los heteros no acostumbran en Madrid.
Ian Gibson
Nuestro ilustre convecino
He escrito mucho y leído en nuestro domicilio de Lavapiés. Nunca he estado en mejor barrio, los asiáticos trabajan todo el día, los negros ocupan las esquinas, los castizo jubilados los bancos y hablan con los negros, los mozarabís son más espectrales, los jóvenes ya son multiculturales y mezclados, y eso da gusto. Otra España, observo que las hormonas no entienden de pigmentación y hablan un español idéntico
Vamos a por viandas al mercado del barrio para USA, es la 1 y está Ian Gibson hispanista historiador tomándose una caña, con una maleta, o viene o se va, pero es también del barrio.
Comemos en la plaza de La  Paja, no puede concentrar más alegría el bosque Madrid,  está deliciosa como otras  tardes en  la plaza del 2 de Mayo de Malasaña y otras en otros sitios. Esta es  la vez que más me he fijado en la arquitectura  de finales del XIX, tan compacta y extendida, con tanto sesgo propio, los balcones,  la piedra y el ladrillo, sí es comparable Madrid con París. Me quedo  en Santa Bárbara no en la Cruz Blanca  como mal escribí, esperando que terminen las compras, cenamos en  Conde de Xiquena, el dueño es un pijo, el sitio muy bueno, el más listo en presentir su biografía es E., la más inteligente, imaginativa y plausible, y S no, porque no es hispana.
Nos vuelven a preguntar de dónde somos, porque no nos sitúan. Lo que me hace feliz. S. conoce 57 países E. ha pasado de 30. S. ha sacado la plaza que quería en Los Ángeles, (de momento congelada, están que se salen) nos cuenta momentos de riesgo en Ruanda, Uganda y Bruselas el otro día. E me repite todos los días que podía escribir en la prensa nacional, y de mi carácter dejado, que siempre digo cosas interesantes y originales. Dice que epistemológicamente soy de izquierda como todos los que fuimos y escribimos, no ideológicamente. También comenta lo rápido que escribe sus artículos, por lo que le reconvenimos. Si hay juicios de quien me fíe son los  de él. No necesito de nadie  sin embargo para saber que mi última acometida sobre el Sáhara -este verano terminada-, sí que va a suponer una verdadera ruptura epistemológica.


jueves, junio 16, 2016

Inicio del cuarto día expedicionario

Acaba de llegar nuestra hija de Washington.   Lavapiés ya tiene al butanero en la calle Mira al Sol (enunciado performativo) presentándose. Enfrente está el tendero asiático, me reconoce ayer a la noche, me hice pasar el primer día por norteamericano que solo habla español.  Departo con él, es  de Bangla Desh,  bengalí. Le digo ¿muslim, claro? Sí. Pues nosotros somos indios por familia, pero no muslims, sino hindús.
Ayer visitamos el Madrid de los Austrias. XY se compró un llavero con la bandera de España, para provocar a sus compañeras de profesión que han leído tanto y tienen como corazón una piscina llena de hectolitros de amor al prójimo, que son de Podemos. Lo malo de esta gente es que anteponen su propio amor al prójimo que a este en sí.  Sacian ese amor, que ese don propio sirva para mejorar algo, eso ya no es importante. Creen en el Estado Parroquial. Debieran teorizarlo.
En la Casa del libro por fin encuentro libros sobre el Sáhara -anteayer logré una perla en Antonio Machado-, y le regalo uno a E sobre Guinea, donde ha de volver en breve. Están en un auténtico maremágnum laboral. Fuimos a CAIXA FORUM, XY reconoce un Gordillo que cuelga a la entrada, y E, grita que hay una exposición de la PHILLIPS COLLECTION  de Washington, que conocemos y es un maravilloso museo de arte contemporáneo. Tiene unos ROTHKOS tan buenos como los de la Tate Gallery de Londres.
Nos quedamos a comer en la Caixa. La Phillips aún no está. A la tarde ha llamado Carmen y que quiere tomarse una caña con nosotros. A Carmen no se puede desaprovechar, es muy divertida, alocada, brillante (licenciada en derecho y bellas artes) y guapa. Ahora se dedica al diseño gráfico en Mahou y en septiembre se va un mes a Michigan. Es muy amiga de E., estaba en un  colegio mayor, el de ella, un poco más abajo que el de ellos. Vamos por Embajadores casi hasta Legazpi, y como hace años nos enseñó la Casa Encendida ahora toca el antiguo Matadero convertido en un enorme y magnífico Centro Cultural, son muchas las naves y los espacios  abiertos. Esto es Finlandia, no tiene que ver con las concepciones culturales de esas dos torpes acémilas de Carmena y Colau y la promoción de okupas y la marginalidad. Suponiendo que esas dos acémilas de carga y pienso de comer, las tengan. Cómo recrean al ejército de salvación, todo de oídas, la sociopatía, como les gustan las víctimas, que bien les vendría otra plaga de yonquis.
Quedamos  con Carmen en la plaza del Cascorro, la tarde ha sido para conocer otra zona de Madrid, muy interesante. Cenamos.


miércoles, junio 15, 2016

Crónica de tribeca y hábitat de Lavapiés

Con Pablo en Madrid, con cita también en la Embajada


Xabi y Nagore
En Atocha, veníamos de Barajas, nos esperaba E. -nuestro loft está en Lavapiés: cerca-, eran más  de las tres y el sol de Madrid se hendía  en el asfalto con severas perpendiculares como picas, y entramos con nuestro bartulario  en un bareto -lavapies. Tan pronto entras, detectas un montón de aspirantes a distintas vocaciones frustradas, actores que han de hacer de gorgoritos, poetas que han dejado los endecasílabos para escribir pancartas, gente que dejó la carrera de piano para pasarse a la percusión con brasileiros, gente joven que se viven como clase social, gays sin más vocación que serlo. Por cierto en el avión he tenido una primera toma de contacto con el ambiente, a mi  lado viajaban dos chicas que han decidido  confundir el lesbianismo con el lesbinaje, con un afecto primario y zoológico. Han utilizado mi mesa, para dejar sus tés porque una anidaba sobre la otra, se me han  leído el periódico durante el viaje, mientras releía a Heidegger.
En el primer bareto de Lavapiés   lo primero que te hiere  la vista como la hoja de cuchilla  de Un perro andaluz,   es un cartel de No a la guerra, ni se te ocurre preguntar si es por la de Siria o Libi , allí están todos,  como que nos hemos metido estúpidamente en este nicho de enemigos de clase. E. nos advierte de algo que sabemos, ese es el predominio del barrio. Pues yo prefiero a Trump y la Yihad con diferencia. Hay prensa desconocida que no me atrevo a tocarla, no vayan a pensar que voy a ponerme a romperla. En Tribeca tenemos de vecino en una casa de más fuste  a   un clochard. XY que acaba de llegar de un antro de peluquería y viene informada, me ha contado que el clochard es un negro porrero y bebedor que lleva más de un año.- Que le echan pero vuelve.  El sitio está muy bien y él está estupendamente instalado, tiene las camisas colgadas de las verjas de al lado de la puerta. Nuestro loft tiene a la vista la piedra antigua y el ladrillo, una preciosidad de casa. Comemos en un bar y luego  giramos por Lavapiés, pasamos a San Francisco el grande, el Palacio real , el de Liria, España, Princesa y recalamos en la cervecería de Alonso Martínez: Cruz Blanca. Como tenemos una conversación muy cosmopolita e interesante, Blanca la amiga que nos hacemos y ya no pararemos de citar, que está al lado me oye como me da un ataque de risa , de esos que soy incapaz de parar, porque estoy hablando con Alfonso. Tengo que dar el teléfono, he de pasar el móvil. Blanca se incorpora a la mesa y damos cuenta de  más jarras. Me dice que soy un intelectual , que envidia como soy capaz de reirme y que soy un personaje, lo que le confirman. Dice que me va a dejar algo escrito y lo hace ayer en mi artículo de El Día, ni siquiera en el blog. Nos vamos a la terraza del Círculo de Bellas Artes y finalmente cenamos allí.
Por cierto estándo en Cruzblanca yo llamo la atención de que pasa Xabi Alonso con su mujer: Nagore Aramburu, que se sientan más bajo: Alonso lleva pantalones cortos.
Al día siguiente tenemos que ir por cosas de E al barrio de Salamanca, cruzamos todo el Retiro. En  la Cuesta Moyano no hay libros del Sáhara Marruecos-Mauritania-Magreb. Estamos tomando unas cañas en una paralela a Goya cerca de Velázquez, cuando yo vuelvo a llamar la atención: ¡Hostias Xabi Alonso otra vez!, lleva el coche de su hijo pequeño, Nagore más atrás con los mayores., E, sale, porque no los ha visto pasar y me dice que dos mayores tienen bastante  diferencia con el menor, y que Xabi otra vez con pantalones cortos. Yo había leído que no les atraía La Finca, en cuyo exterior vive Coto matamoros, y que querían el centro. Comemos en la plaza Colón en El Platea que fue un antiguo cine, yo pasé hace muchos años cuansdo se celebraba un acto de Fuerza Nueva. Volvemos a Tribeca, siesta, después libros y más caminatas, quedamos con Pablito en la terraza del Gijón en Recoletos. Mañana a primera hora llega S. y E. tiene  que ir a nuestra Embajada americana y el viernes Pablito para el Visado para ir el curso que viene a la UCLA. Le dice E. podemos estar todos el año que viene en Los Ángeles.

 



domingo, junio 12, 2016

Sáhara, nacionalismo, Heidegger, Madrid

Aunque estoy muy olvidadizo de Heidegger, yo creo que  lo entendía,  que  no se trata de saber sino de comprenderlo,  la idea de aletheia como desvelamiento,  la dualidad desvelamiento (como verdad)  ocultamiento, la reversibilidad,  la intransitividad: el acontecer,  darse, abrirse son conceptos que se viven, que descienden del orden de las ideas a la empiria de la existencia. Heidegger  marca para siempre, no  pasa de moda
.“La filosofía implica una movilidad libre en el pensamiento, es un acto creador que disuelve las ideologías.” 
MARTIN HEIDEGGER

Estoy tan fascinado con mi último libro sobre el Sáhara que ayer  a la tarde leyendo a Kendourie,  pensaba que había  logrado dar la vuelta al tema del Sáhara como un calcetín. No he acabado el libro pero lo hago este verano, pero ya sé que es definitivo. Yo estoy al tanto de lo que se escribe y se ha escrito en España sobre el Sáhara. Los trabajos más serios, son los que espigan   los archivos y hemerotecas más recónditas. Añaden un informe de Castiella, un comentario de Solís, un dato del ministerio de aviación cuando existía, un borrador de la ONU y así. Mi caso es totalmente el contrario. Hoy no he parado de trabajar, celebrando nuevos hallazgos, relaciones, significados.
Es como si estuviera disparando proyectiles de gran calibre desde un tanque contra un muro, cuyos bloques no son más que cajas de zapatos vacías. Así me siento.  Le he dado la vuelta al Sáhara, he ido subiendo escalones, un peldaño conducía al siguiente y este ya el rellano. Mis libros forman una unida ascensional escalonada. La radicalización crítica depende de las rupturas que vayas logrando
Hay gente que se sabe capaz y planifica cosas u objetivos, otros que al hacer cosas descubren su capacidad, con la que nunca contaron. También ha sido un proceso.


Evidentemente no había ser animado bajo la bóveda celestial que me pudiera hacer un prólogo de ruinas del sindicalismo, vamos ni se me ocurrió, por presupuesto. Aquí para el Sáhara si quiero  y pensé en un director de un periódico de Las Palmas, expolítico y laureado o en un catedrático que me dio algunos trabajos sobre el Sáhara. Y que me aprecia también. Los he desestimado , se lo voy a pedir al Niño, que ha estado conferenciando con las elites en Casa África, quiero que haga un prólogo con título y que tenga   copyright y sea otro punto en su CV y para mí mejor, porque tiene más proyección que los otros.
E sigue por Baskenland y muy feliz. Le tira la tierra en la que ha veraneado, tiene grandes amigos de cuando  iba a Irlanda, escocia y Londres – contribuyó a que uno entrara en el banco mundial, que luego  lo cambió por las olas de Zarautz-, y es la de la mitad de sus antepasados. Conoce mejor Bilbao que yo, -ya me lo dijo MH.  El viernes-sábado  llegó con sus amigos a casa a las 7, me explicó todo el recorrido como si fuera él el bilbaíno, con final en el Kafe antzokia. Este:
Mañana temprano a Madrid toda una semana. XY me porfiaba que ya había estado, y yo que no, una semana entera, no sé, si acaso alguna vez más.  Muy felices de estar en Madrid, ese es el plan, estar, y los sitios donde iremos. Mucha museística, que es lo que apetece, y yo libros sobre el Sáhara y Canarias. A la entrega de la carta verde no se puede asistir, S. llega el jueves de EE.UU.   De todas formas me gustaría verle salir a E de la embajada. Su vida a él solo le concierne, pero yo me ilusiono con mi desespañolización póstuma, que le hizo mucha gracia a Yael, con la que vamos a quedar y con Pablito, el futuro UCLA. Aunque  yo no puedo dejar de ser español ni de vivir entre ellos, que es lo que me encantaría –el periodista Alfonso Rojo (mucho sentido del humor) parece tener un gran hartazgo de los españoles,  no soy el único al que no le gustan nada. Ya soy la rama quebrada y extinta del árbol de gernika vasco,  mi rama no está, solo me falta que ocurra lo mismo del español, qué consuelo. No me importa que un descendiente canadiense fuera hispanista, pero español jamás. No gracias.


jueves, junio 09, 2016

Cambios de vida

Si no fuera por el Sáhara estaría muerto, o si no vivo, pero de una manera bastante maltrecha. Le he llamado a E y estaba con una amiga de mi madre; lo eran desde niñas, y desde hace años fueron  también  vecinas. Estaba en su casa con MH y le he notado a ella (la amiga) con un estado de ánimo y vitalidad extraordinaria. Según E está mucho mejor que yo, y eso que es dos años más joven que mi madre.
El Sáhara saca lo mejor de mí, inauguro (descubro) territorios, las ideas me fluyen y mi punto de vista y el tono narrativo es novedoso, quiero que tenga también 122 páginas y sea editado  igual que los anteriores, que formen una unidad física. Estoy convencido de que lo que estoy haciendo tiene valor. Me anima mucho y  hace valorarme bastante alto. ¡No sé  a dónde hemos llegado: pervertir toda una fecunda y sostenida trayectoria de inutilidad! Por supuesto,  que soy el primero en  avergonzarme.  Las ideas y desarrollos no tienen que ver con el aparato bibliográfico, puedes hacer una tesis, ofrecer muchos datos y dar media idea y además desnutrida. Lo que vale es pensar lo no pensado, decir lo nunca dicho, y argumentarlo claro, de la mejor forma posible. Persuasivo, convincente, bien armado, que duela.
Dicen hasta en un libro, sin citarme claro, que soy promarroquí, pero por otro lado resulta que soy proisraelí. Lo que me deja doblemente contaminado o de una sola vez, pero por todas las partes. Como no voy a renunciar a nada, así vamos a seguir,  espero que se mantenga el detalle de la fiesta nacional. Creo saber lo que aporto, ya que me lo reconocen en libros. Sin citarme,  los cabrones.
Vuelvo con E., ya siente nostalgia por Las Arenas, ha ido a arreglar un cuadro que se cayó y lo ha dejado pagado. Me dice: "con todos los comandos (o algo así) que traje yo a esta casa". Resulta que va a ganar más de lo que creía, pero se lo tiene que pensar porque mi hija está al borde de otro cambio. Tiene hasta el martes para hacerlo. Si decide entrar, va a Ucrania sin deshacer las maletas.  Ayer habló largo y tendido con su madre, de  la nostalgia de las Arenas y del futuro. Hay una gran suerte: que no te pidan consejo para nada, y tú no tengas ni medio que darle, ni entre en tus planes. Supongo que eso es la educación. No es tema al que yo haya dedicado mucho tiempo, seguramente el mismo que a la existencia de Dios.  Aunque E ha estado muy cerca hace poco de ir a París a vivir, yo prefiero mil veces más que viva y sea americano, él tiene especial aptitud para el país de las oportunidades. En el primer año solo tendría 10 días de vacaciones, si no va la USO y lo remedia. O los laboralistas firman un manifiesto, con el  océano de capacidad analítica que les caracteriza. Toda la puta vida dando lecciones de moral: ¡sin citar un solo autor! Algunas veces pienso que he estado en más sitios que mis hijos, o, al menos, más alucinatorios


miércoles, junio 08, 2016

¿E. cambia de trabajo? y llamada del Decano

No es obligado permanecer en el Banco Mundial
E se va tirar toda la semana en Bilbao con una agenda muy densa. Sobre todo familiar y de amigos.
Le encanta Bilbao, se le notaba en estado casi de exaltación. Me lo ha confirmado mi hermana. Bueno, ha sido en Las Arenas -¡lo que son las cosas!-, donde ha tenido la última entrevista por Skyp. Ya está dentro, le resta negociar las condiciones, entra de Senior. Se queda en DC. Ha estado con su primo E en el puerto viejo de Algorta al mediodía, antes de la entrevista.
Llegó el lunes de Londres a Madrid, en  Londres se bifurcaron como los caminos de Borges, S a DC y E a Madrid. Croacia que absolutamente espléndida, la cena en Londres fue con los camaradas de Georgetown. Parecía, me dijo, la ONU, paraguaya con sirio, indonesio con irlandesa, qué sé yo.
En Madrid con los colegas del colegio mayor, listos también, pero él se queda en casa de su amiga I, que lucía vestal griega azul egeo en la boda. Esta es de París, de Sciencies Po, de políticas y derecho. Barrio Salamanca. ¿Pijerío?, pregunto. Espectacular pero a I no le llama la atención, como que es su entorno. Estoy al lado del famoso colegio  del Pilar. No fastidies. Pero pijerío pijerío en Cuatrecasas, le fui  a buscar a I. -donde trabaja-,  y qué individuos e individuas salían. Eso viniendo de la central del Banco Mundial  en Washington y tratando con la alta administración colombiana, mejicana… tiene su aquel. Para que hagamos sociología. Le pregunto por la boda de los juden en Burdeos. Me cuenta, que ese Chateau es para bodas de americanos. Me informa que los juden no se casaron en Israel por la informalidad  en el atuendo de los israelíes. Lo que más me llamó la atención de Israel, aparte del papel de la mujer y el número de gays, fue el nulo lujo, en lo que no me suelo fijar pero allí me llamó la atención su inexistencia y la informalidad de nación joven, algo que me parecía constantemente. Me dice E: como EE.UU. Sí y Australia, apostillo   
Me ha llamado el decano para decirme  -me sigue- lo que puse de él en el periódico. Y que la resolución  había sido colectiva que cada cual votó como le vino corporativamente en gana. Lo esperaba, pero ya lo he recurrido, ahí no os pongo como te puse a ti en el periódico. Ya sé, ya  lo hemos elevado.  Me pregunta por mi caso. Estoy en el candelabro justamente en lo que no quiero estar. Preferiría estar con el Niño pasado mañana en Casa África, pero vamos. Lo que no quiere decir que no vaya a por todas. Eso no se puede parar.


El corporativismo

Me molesta regresar a donde no quiero hacerlo, pero compruebo que es difícil. Habrá que fortificar mejor las defensas. Hay un par de personas cercanas que , aclarando su radical falta de simpatía por las denunciadas, dicen no debe hacerse lo que hice: denunciarlas. Eso dijo uno ayer en El Corte Inglés, ni siquiera a mí, que ya me lo dijo, sino a mi hermano. Es perseverante, y con muchas cosas que decir.  Debe ser de  la "moral de vestuario", o la omertá, que yo deduzco bastante practicada pero es algo que nunca he querido saber para poder aguantar en el medio. El corporativismo ha sido una de las cosas que más he despreciado en mi vida.  El corporativismo como totalidad orgánica, es la que posibilita los mayores actos de indignidad y su función es obstaculizar o impedir la justicia. Las películas de marines, sin ir más lejos. Dentro del corporativismo se pueden llegar a cometer acciones, que a título individual no se llevarían a cabo. Pensemos en las unidades nazis también. El corporativismo  es encubrimiento, conjura, elusión  de la justicia, negación de la responsabilidad individual, cobardía,  ejercicio de poder/masa ilegítimo, incapacidad de empatía con la víctima, la solidaridad resulta con la corporación, es decir  con su propio estatus quo autoprotector y elitista.
Esta masa jamás llegaría a este tipo de argumentos y análisis, les falta nivel. Por tanto, lo más sensato sería la distancia y el silencio. Aunque todo se andará.
Pero nosotros si podemos entenderlos a ellos: los dos son personas que hacen por ser ejes corporativos, por estar en el epicentro de la zona de confort, por ser abanderados de la unión,  apuestan lícitamente por facilitarse un buen puesto: de referentes, dadores de premios, necesarios, axiales, muy respetables…
Una hace grandes fiestas en su casa, abiertas, y rabiosamente corporativas y el otro es el adalid de eventos: homenajes, despedidas, beatificaciones con  ungüentos varios de delicados aromas. Dos figuras imprescindibles  de los saraos. Dos maneras también de estar en el mundo. Casualidades de la vida, podría ocurrir que esas dos vocaciones (de líderes)  no tuvieran nada que ver con el corporativismo, y éste no les proveyese de compensaciones. Podría seguir, pero voy a ser coherente, si nada queda  pendiente de hablar,  no puedo extenderme. Iba a escribir de cosas de mi vida, que van por otro lado, afortunadamente  sin posibilidad  de intersección y encuentro. 

martes, junio 07, 2016

EL Día. Confederación de izquierda, un "totum revolutum"

http://eldia.es/criterios/2016-06-07/5-confederacion-izquierdas-totum-revolutum.htm
CRITERIOS
CONFEDERACIÓN DE IZQUIERDAS, "TOTUM REVOLUTUUM"
La poscomunista Izquierda Unida se fundó tras la quiebra del comunismo español en su modalidad tierna de la Transición, y el tambaleo de la clase obrera y la sociedad de clases que ya crujían. Esos déficits los cubrieron ampliándose a ecologistas y pacifistas, permaneciendo el PCE como "comisario político" de IU, derivando a la heterodoxia y al electoralismo. Sin el ecosistema que los hizo nacer: clase obrera y sociedad industrial conservaron de los comunistas una difusa idea de la lucha de clases, como justificación de cualquier pugna y la hostilidad edulcorada contra los poderes económicos. A escala internacional aquí ya sin complejos: defensa combativa de todas las dictaduras sin discriminación y banderas antioccidentales. Sin ninguna idea absolutamente, no ya de progreso (¡que a ver cómo!), sino de futuro, y fe ciega en el Estado, en lo público: panacea de todos los males, evidentemente sin la mínima idea de financiación y posibilidad de mantenimiento. ¿Desarrollo de las fuerzas productivas? Y eso ¿qué es?
Pero sobre todo la entronización y centralidad del significante: "No a la OTAN", "No a la Guerra", "Nunca Máis", "programa-programa-programa", que es todo lo que se recuerda, lo que dice de su genialidad. Anguita fue el Marx y Lenin de Alberto Garzón, ya en gráfica posmoderna. El hermano de Garzón, economista, enésimo enchufado en el Ayuntamiento de Madrid, dice que si España no estuviera en la UE podríamos fabricar todos los billetes que quisiéramos.
En términos de psicología de masas, atendía a un campo notable de "rebeldes", era funcional porque tallaba identidades individuales interesantes: "Comprometidas".
Para IU, siempre con un horizonte doméstico, la globalización y la economía mundial eran algo a sortear. No entendían nada: cosas malas. Con este reaccionarismo, quietismo, folclorismo izquierdista resultaba imposible sobresaltarles, lo que ha conseguido Podemos. Podemos ha puesto sobre la mesa a Lenin -la mayor influencia-, Gramsci, Laclau y Chávez. No más cañas en "La Latina", sino coctelería caribeña. Estos no tienen como único acervo los significantes, sino que tienen discurso, teorías y mundo (venezolano pero no tan casero). Obviamente, a los primeros a los que tenía que horrorizar IU era a una izquierda ilustrada, tanto que no pudieron reprimir insultarlos cruelmente. Como son doctos y saben de Maquiavelo, ponen a dos espantapájaros, a cual más simple, de alcaldesas de Madrid y Barcelona, y enrolan a todo tipo de zascandiles y cantamañanas, a la marginalidad airada; además internan mareados a los secesionistas que pillan. IU podría ahora refundarse con el revoltijo, o... ¿un "botellón"?




domingo, junio 05, 2016

Ayer nos volvimos a polarizar

los míos
Dos llamadas, una la hemos hecho a  Fer para decirle  que estaban  operando a Serena otra vez, un accidente, y XY acaba decir las dos veces  que ayer llegué a las 4 con 65 años. Yo estuve muy fluido, el  otro vasco nada. Pedía las cervezas sin haberlas terminado. Estate  tranquilo que las  camareras no se  van  a escapar, y además si les pides más cervezas siempre te las traen, ¿no ves que a ellos les  interesa? Un razonamiento impecable, pues nada. “¡Otras dos!” “No hagáis caso,  solo   cuando nos las hayamos bebido”. Estábamos en mi feudo absoluto: Los Reunidos. Vamos a beber de manera sucesiva y no simultánea que además es imposible, porque a la fuerza también tendría que ser diacrónica y no sincrónica. Salvo que vayas a Magaluf (Mallorca) con  los holligans salvajes, y te apliquen dos chorros simultáneamente  a la boca.
Mi procedencia: el Caucaso
Viene mi hermano, con su insignia de 25 años de abogado. Sintomáticamente yo carezco de ella. Ni fui,  ni la pedí, cuando me gustaba llevar pins. Virgil (40 años de Virtud para con el débil e intrahistorias conexas) debió hacer un ejercicio de vanidad enfermizo, citaba a gente pero para   hablar de él. El hombre Atocha.  Aquel suceso circunstancial y resultante de una confusión, lo han convertido  parece en  la batalla de las Ardenas o Guadalcanal. Es también la mayor gloria de la abogacía española. La hipostasis de la abogacía y el comunismo tierno. Nadie se ha fijado en ello. Es alucinante esta epopeya que a los canaritos les deja sin respiración -lo he visto-, como vasco produce carcajadas, y las diferencias que hay entre madrileños, y me dicen  canarito porque yo nací … y vascongados.
Pero seguimos en Los Reunidos, el vasco va y tira un vaso de cerveza, que cae sobre mí y sobre su iphone 6 de mil euros. Mi hermano la aplica  unas servilletas secantes y el iphone y se salva.
Pero antes me enseña unos guasp y en uno leo  “CUADRILLA”. “No puede  ser, puto vascongado”; “Cómo  qué  no, mírales: Fulano , mengano, el otro y  éste está casado con una Lizundia, que es de Abadiño como tu abuelo, y seguro que sois  pariente, Cuando esté con  ella te voy a llamar para que habléis. "Cuadrilla" en el selfie le saludan puño alto. Me empieza a recitar sus apellidos vascongados. Tienes uno  dudoso, yo no, y tengo más, le corrijo.
El ve “Arriba y abajo” o algo así, lo del cocinero vasco que casa con una sevillana y el otro día vi que decía antes de la boda: Eres lo que más quiero…pero después de la cuadrilla
-Yo no tengo cuadrilla- le digo
-Tú sí tienes
- ¿Me vas a decir si tengo o no? Algunos murieron y del resto me separé, yo no tengo tratos.  Ahora hay dos que han contactado y ni les he contestado. Ha pasado mucho tiempo. Aquello lo conozco y me aburre mortalmente todo.
-Tú tienes cuadrilla, siempre se tiene.
-Por eso no veo jamás a nadie
-Me he vuelto  un viejo verde- me  confiesa.
-Ya se te nota, sino serías un anormal y un enfermo- Pienso en mi hermano que aborrece a las tías buenas jóvenes.
La  pasarela de la  Noria  estaba  realmente  espectacular,  incesante, ascendente  chispeante, acariciante, anatómico-forense, crujiente.
Son más de la tres, a la salida  en parking de debajo del puente de mi íntimo Ahmed, el  Ait-baamran, pero estaba hoy Omar, saharaui  tekna  del  sur de  Marruecos, como todo el mundo  sabe menos los ignorante amigos  del Sáhara los tekna con saharauis marroquíes. Se llama Omar, me da la mano como si le hubiera salvado la vida. Le doy dos euros, gracias, gracias. Menos gracias,  que me tienes que devolver un dólar.
Pero ahora es de madrugada y enfrente está el coche de la policía municipal. Y debajo del puente una hilera de lucecitas verdes taxistas, que hacían un bocadillo. Ellos y la municipalidad, como si fueran  a comisión.  Me pongo en el lugar de Lenin: ¿Qué hacer? Me acojono o  juego a la ruleta rusa. Me paro  delante de ellos a maniobrar con el móvil, para darles  a entender  que tengo la  concentración  y atención despierta o que estoy de servicio (con pantalones cortos, mi nuevo uniforme de navegante).   Miro al vasco por si viene  dando  tumbos. Parece que no,  pese  a que  está borracho. “Entra bien en el  coche”, le  urjo. Dudo entre meterme por debajo del puente y dejarles a babor, -o pasar cerca de ellos. Es más convincente. Me miran pero yo les ignoro.


viernes, junio 03, 2016

Los niños giran y abandonan lo suyo

este comportamiento tan sindicalista, de abonarse a lo cool -parecen jefazos de la USO en viajes a Japón- y el nulo esfuerzo, no deja de inquietarme. Es el triunfo de la apariencia y la nadería, aunque varía según que currículos, preparación o ínfimos  guetos, donde resultan grotescos, pero no dan para más. En fin, para distinguir: una web

Presentación del libro Ruinas del sindicalismo

Se hará en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife el 15 de septiembre con “El Cristo”, porque  cubren el patio de la Sociedad y hay obras en julio y agosto. Me interesa mucho  el audiovisual que hacen.  A mí me gusta lo que permanezca, o sea la memoria. Con diferencia soy el gran mantenedor de ella, aquí (y no solo). Igual porque eso solo lo podía hacer  el que estuviera más lejano a ese mundo, en lo más profundo.Y sigo contribuyendo, por lo que voy a contar.
Curiosamente, al haber denunciado a dos abogadas al Colegio de Abogados, que se aseguraron el oligopolio del cupo clientes de manera tan ostensible a mi costa, una rapiña de casos total, sin descartar medios, que rebela muy poca inteligencia, porque  podían seguir beneficiándose de la clientela que les pasaban de mi  con un perfil bajo, de  que “yo no he contribuido en nada para que esto me pase, aunque me favorezca todo. Si ha sido todo sin querer ni hacer nada...”
Yo creo que el abogado lacaniano de la USO Canaria de Las Palmas, (el que reitera y reitera,  él, que es el que más gana, y experto en clandestinidad, ojo, ¡bajo el franquismo!) -tanto el abogado lacaniano como el secretario general de USO Canarias son expertos en Lacan y en clandestinidad antifranquista-  que hace sesiones  de psicoanálisis procesal, en demanda de reconocimiento ansioso  (lo típico en  quien  sufre de narcisismo e inseguridad), es el que les embarcó en esa aventura a todas luces innecesaria. Una  se lo olía, de que no era práctica  presentable, por lo que jugó a la lástima infantil del amago de lloriqueo de cocodrilo por las esquinas, me lo dijeron varias personas de buenos sentimientos, que obviamente  no han ido nunca al teatro. Claro, pero no por ello  declinó de lo que  creía era  una oportunidad de oro para obtener más  espacio de negocio y ganar en crédito ante el sindicato rompedor USO Canarias.
Los abogados, aun reconociendo más de uno  que no les caían bien -¡hay que conocer la tipología!-, no veían el esfuerzo de la denuncia colegial  y me di cuenta de que eran incapaces de deslindar lo deontológico,  ético y moral del derecho procesal ordinario. Aunque saben mucho de su parcela. Fuera ya de eso, beben algo y seguramente harán más cosas, pero que ahora no recuerdo.
Gracias al Colegio de Abogados, que me lo puso muy fácil hice un recurso yo creo que muy estimable. Tengo la suerte de que yo juego donde nunca juega nadie.  Porque tengo -siendo un escritor y que tendrías que pasar de todo esto,  que no me interesa por sí nada- la impresión de que he escrito una tesina de deontología abogacil. He roto con todas las prácticas, usos, pactos tácitos, distracción permanente, disolución...
A dos de estos les  mandé la tesina-recurso, que es como mandárselo al Muro de las Lamentaciones de Jerusalén, porque van a seguir sin entender nada,  pero me limité en no poner nada personal sino adjuntarles el trabajo sobre deontología, poniendo “modesto apunte deontológico”. Yo creo que la corporación en sí está en contra de estos asuntos deontológicos, exactamente: todos, menos algún inadaptado que no sabe dónde está. ¡Entre ellos! ¡a donde vamos a llegar!
Mañana sábado he quedado con mi amigo el periodista vasco. Antes coincidíamos mucho, le recogía en el camino y siempre acabábamos: "a ver cuando quedamos ya sin falta", pero debe ser como yo, con las costumbres muy arraigadas. Cuando hablábamos por teléfono, igual. Entre nosotros se produce ese vínculo de origen, ese entendimiento previo, como si fuéramos socios de confianza. Beberemos.
A este paso voy a sacar otro libro sobre el Sáhara, en lo que estoy muy ilusionado, antes de la presentación de Ruinas.
Este libro de arriba  que estoy leyendo es de los mejores trabado académicos de investigación que he leído, no por el tema (siempre aparece algo que te vale para el Sáhara), que también, sino por como está hecho ¡impresionante el trabajo, las fuentes, la narración cronológica, la variedad de datos...!,  debía de tomarse como modelo de investigación. ¡Menuda autora!