viernes, marzo 30, 2012

Autoprotección

Pretendía pasar de puntillas por los últimos acontecimientos vividos y casi lo consigo. En realidad, a una edad mal llevada –desvíos astronómicos con relación al entorno y líneas básicas de corrección- uno debe de cuidarse, no discutir cuando las posiciones son absolutamente irreductibles y jamás un argumento secundario  puede tener acogida. No son posibles los grises.
Así, cuando disponíamos de los últimos momentos de placidez, Rafa me dice “en la parte marxista de tu post comentas...”  lo que equivale a reconocerme identidad. Ese soy yo. Efectivamente, todos tenemos nuestro background, pertenecemos a una cultura, un ethos,  unas concepciones morales, un tipo de pensamiento... de los que estamos colgados como los murciélagos.
Lo venía haciendo bien, en mi medio soy una figura esquinada, que si se encuentra con las pocas personas con las que trata, normalmente se divierte. Entretanto floto.
Esta semana alguien que ha regresado provisionalmente a cubrir una plaza (amiguete), me pidió la opinión sobre las elecciones y sobre un partido bisagra. “No me interesa la política”,  le contesté. Como puso cara de perplejidad, le dije que me interesaban las ideas políticas pero que gestión, parlamentos, partidos… nada. Me lo quité de encima sin opinar. El Ex ministro cada vez que me ve, me indaga sobre acontecimientos políticos, sin que obtenga una sola valoración por mi parte. Es evidente que no habrá más preguntas ni indagaciones.
Hay uno en el Fnac (amigo) que siempre me comenta cosas y con él que  hablo, con él y uno o dos más. Mi ambiente matinal es muy predecible y francamente nada interesante. Tengo a favor mi mala fama de facha, por lo que no hay riesgo de desencuentros.
Hoy, como un estúpido, me he metido en el fregado de los derechos y la huelga, sobre lo que escribí más  abajo sin que tenga nada más  que añadir. No escarmiento.
Lo peor ha sido llegar a casa y recordar, encima con amargura, que en la cartera llevaba  dos libros que me deberían haber  sacado del atolladero (jamás hubiera ocurrido, pero bueno).
Porque es imposible llegar a los libros, ni a una sola línea de ellos, ni a la primera.
Aquel mundo de libros, citas, discusiones, curiosidad, análisis ha sido completamente derruido. La lucha es desde  principios sagrados.
Había comprado poco antes a Ulrich Beck y a Edward T. Said (palestino, figura  avalista de la OLP en EE.UU y Occidente, historiador). Comprado por el  presidente de la Asociación Canaria de solidaridad con el Pueblo Israelí, que resulto ser yo. Entre mis méritos y el entorno apenas me queda  identidad.  Gracias  a Rafa me queda la parte marxista. El número del DNI o el de la calle, que es una barbaridad en estos tiempos.


jueves, marzo 29, 2012

El día en que la ficción fue posible

Hoy la focalización se ha dirigido a un asunto muy concreto y particular, se ha logrado algo tan difícil como es acotar la parte y extraerla del todo.  Descontextualizarla, como Marcel Duchamp con los ready made. Una tarea quirúrgica de  extirpación.La luz en un solo punto,  la opacidad en todo su entorno.  La calle era una  asamblea  ecuménica de  ingentes entusiastas de derechos laborales. Hoy catedráticos y expertos tenían su día. Un mundo autónomo y propio, absolutamente circunscrito, ajeno a los condicionantes de la economía, de contextos, épocas, evoluciones, interrelaciones y eventualidades no exentas de grandes riesgos; la playa más segura a la que arrumbar, limpia, acotada, viable, segura, inmutable. Hoy se han hundido los famosos Mercados, la Bolsa,  la deuda soberana, los riesgos gigantescos de rescate, las acechanzas objetivas  de la productividad de países   cuyos trabajadores cobran 200 dólares, el consumo mundial online,  el mundo de colores y otras razas sin Estatuto de los Trabajadores, que no están es Asia y lejos, sino ya dentro.  Todos estamos dentro.
Hoy se han abolido  las incertidumbres, los riesgos y desafíos, el presente y futuro constreñidos a una recompilación de derechos existentes hasta ayer, a su conservacionismo. Detención de todas las fuerzas productivas, materiales e históricas conjuradas para perturbarlos. El milagro de que la Puerta del Sol prescinda y oscurezca a China, Berlín, Londres, Sao Paolo, Indonesia, India…
Un problema así, tan intensa y emocionalmente vivido simplifica tanto la extrema complejidad e incertidumbre de este tiempo que se hace   asunto balsámico,  controlable, accesible, fácil. Terapéutico. El horizonte cuajado de interrogantes e impredecibilidad ha devenido en materia jurista restringida, de buena voluntad, las variables rigurosas de una época y las condiciones objetivas han saltado hecho añicos. Todo es controlable y domesticable, basta ritualizarlo.
Deduzco que acabaremos en la peseta y en la consecución de mejores convenios ¡cómo no, si llevamos un montón  de siglos siendo blancos europeos!, y es posible que en la autarquía, que hoy ha tenido gran ditirambo. Cierto, que de forma inconsciente.

Hoy mi madre se ha tomado un rosado ¡ya era hora! en una terraza y yo he terminado de corregir Línea Líquida, lo que me hace muy feliz.

miércoles, marzo 28, 2012

Andalucía, la democracia superflua

 
Faltan el padre de la Borbolla, el exsuegro de Felipe, y el padre de Griñan, escolta de la casa militar de
 Franco.

Treinta años de gobierno socialista no han servido para que los andaluces se hayan sentido tentados a materializar la democracia, es decir a hacerla virtual, efectiva, operativa,   funcional, para que sus potencias o contenido real pudieran desarrollarse y ser, para que la democracia no fuera régimen,  el equivalente  a una democracia  burguesa y formal,  como decíamos los izquierdistas bajo el franquismo, que consagrase la más demoledora perpetuidad y reproducción de castas (en realidad las mismas castas adecuadas al momento).
Los andaluces siguen con inveterado fervor religioso prescindiendo de las condiciones materiales y funcionales de la democracia, (basta como pantalla de fondo), y esta es la esencia  democrática rehusada  y despreciada de raíz:
A.- CENSURA AL GOBIERNO
B.- REVOCACIÓN DEL PODER
C.-  ALTERNANCIA EN EL PODER
D.- PLURALISMO POLÍTICO.
La democracia andaluza evidentemente es vivida como prescindible por superflua, sería   bastante la adhesión, la elección por aclamación y el caudillismo (como ese personaje entre iluminati medieval y jesuita del XVII -disfrazado de palestino- salido de La Guerra del Fin del Mundo en Marinaleda).
La excusa es la demonización de la derecha, el PP, por la izquierda más sectaria y excluyente de Europa. Si leyeran por ejemplo a Tony Judt –socialdemócrata británico. Otro cosmos-, sabrían que el estado de bienestar es obra de la socialdemocracia y el conservadurismo liberal europeo. Por igual. Perdón por invocar autores para hechos de cultura general.
Es un chiste  que la genealogía  franquista  más escandalosa, la ostente la izquierda andalusí casi de manera monopolista, los presidentes andaluces como Rodríguez de la Borbolla, Chávez y el mismo Griñán son  todos hijos de padres y ambientes de creencias, aprendizajes, valores  y tics franquistas. De militares franquistas, Griñan de la casa militar del Caudillo. Ahí es nada.  No son más que simpáticas casualidades (de señoritismo ahora burocrático y clientelista, cercano al XIX).
Los trabajadores andaluces no van a tener los mayores problemas con la derecha española, sino  con los trabajadores alemanes, holandeses, austríacos que son los que pagan los chiringuitos (o catalanes que redoblarán sus apetencias segregacionistas, dicen que pagan a otros que gastan mucho más de lo que producen). Pero mayores todavía con los chinos, indios, filipinos y brasileños, cuya productividad ha hecho estallar las relaciones y desarrollo de las fuerzas productivas a escala mundial. Cosas sin importancia y muy lejanas.
Propongo un debate al menos inteligente: qué tipo de estado de bienestar podemos y debemos mantener  (nosotros y aquellos otros trabajadores que pagan los  impuestos y generan ahorros,  de los que luego nos nutre Merkel).
Deberían reunirse todos y dialogar, pero no del pasado sino del futuro y del mundo. Andalucia es un sueño local,  plegado a todos los pasados.


domingo, marzo 25, 2012

Al otro lado de la frontera, en el sur

Todo parece indicar que mi presentación dentro de  cuatro semanas en  el Club de Prensa Canaria de Las Palmas va estar animada. Me han mandado desde Las Palmas las entradas a un artículo sobre la descolonización del Sáhara en el que alguien me tilda de personaje siniestro. Lo colgué el viernes, ahora con más entradas, hasta 8.
http://www.guinguinbali.com/index.php?lang=es&mod=news&task=view_news&cat=3&id=2706
El viernes tras dejar los pertrechos, ya de noche nos encaminamos a tomar cerveza de trigo al bar del Villa Cortés de Las Amèricas. Nuestra tendencia a rebasar la frontera de la barra, hizo que fuéramos bien recibidos por el sector de la hostelería. Que tal, otra vez por aquí…: en casa.
Ayer saludamos a la uruguaya Mariela, de otro bar. Eran algo más de las 14 horas y la terraza no estaba ni al 25% de  ocupación, pero la actividad era compleja y encarnizada, parecía la BMW de Munich, el taylorismo, Noruega...
Acostumbrado a la morosidad y somnolencia capitalinas, a la estructura herbívora de un epicureísmo asiático –  la ataraxia, a dos karmas del nirvana-, aquello era productividad, rendimiento, nueva frontera, iniciativa, progreso,  petróleo.
Ayer  noche regresamos temprano al hotel, la tercera edad inglesa bailaba al ritmo de La Barbacoa (Georgie Dann), y se constituía en cuerpo de baile con No rompas más (Coyote Dax).
Nos quedamos en el salón, todos de pelo  albino o nevado, salvo una pareja de jóvenes borrachos, que a punto estuvieron de desgraciar a  algún  anciano. Bailaban el twist de cuando  novios. 
 Yo era Pelo Negro.
Era el ambiente tan divertido y desinhibido, la música tan pérfida, la vida tan paradójica y extrema, que me lancé solo con aquellos jóvenes de  hace 50 y 60 años, casi coetáneos. Emprendí unas  ejecuciones del cabaret.  Daba pasos para adelante para luego  desandarlo, mientras movía mis brazos como péndulos. O hacía otras figuras súbitamente nerviosas para pausarlas después, descomponiendo estructuras rítmicas.  Me ocultaba  tras las columnas y luego reaparecía por la izquierda o la derecha, según, buscando la sorpresa y la aleatoriedad.



viernes, marzo 23, 2012

Invitación desde Las Palmas


Ya conté como hace unas semanas me llamaron desde Las Palmas a cuenta del Sáhara como metarrelato. Pocas veces un autor puede tener la satisfacción de haber alcanzado sus objetivos (ya lo son). De súbito un ámbito imprevisto de entendimiento, de intercambio intelectual, de conocimiento de hechos y personas, de citas, proyectos.
 Ayer una llamada, hablamos sobre el Sáhara y nosotros (muchas coincidencias), y de una cita para semana santa en Tenerife.
-Debieras presentar tu libro en el Club de Prensa Canaria (Las Palmas).
- Por mi encantado- respondo. No sé por qué el Club de Prensa Canaria siempre ha tenido mucha resonancia en mis oídos.
No fue hablar por hablar, ya que este mediodía me indicaban los días de abril en que podía escoger para la presentación.
De momento XY   y mi hermano se apersonan.
Tras los trabajos forzados de ordinario (sistémicos, diría Habermas) a que estamos sometidos, nos vamos por una vez de finde.

SINCERAMENTE NO ME LO CREO, LEAN ABAJO Me tildan de personaje siniestro

RecordarRegistrar
Viernes, 23 de Marzo de 2012 - 18:34 h
Publicidad


FacebookTwitter

Política

POLÍTICA

La descolonización del Sahara Occidental entra en las prospecciones petrolíferas canarias
TXEMA SANTANA (@TXEMITA)
Las Palmas de Gran Canaria23/03/2012
En medio de una gran marejada política por la autorización del Gobierno de España para hacer prospecciones petrolíferas cerca de las Islas Canarias, Marruecos habla de que hay que "concertar" las explotaciones para que "todo vaya bien". Especialistas en Derecho Internacional consideran que es el momento de discutir la titularidad de las aguas de esta región del mundo y otorgar al Sahara Occidental lo que es suyo. Manuel Pérez, profesor de Derecho Internacional Privado de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria considera que "Marruecos tiene que reconocer que es un país que ocupa ilegalmente el Sahara Occidental, para empezar".
Las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Gobierno de España a escasos kilómetros de las costas canarias están haciendo correr océanos de tinta y píxeles. Además de la polémica política -autonómica e insular versus estatal- hay que sumar, como dato trascendental, que el ministro que ha firmado el decreto que habilita la exploración es canario, José Manuel Soria. Es el ex socio de Gobierno de Paulino Rivero y presidente del partido que mayoritariamente ha gobernado en los últimos años junto a Coalición Canaria, que sigue en el poder en la actualidad, pero ahora con el Partido Socialista Canario. A esta componenda política, además, hay que sumar la discusión sobre la titularidad de las aguas no sólo en las que va a explorar por decreto del Gobierno de España Repsol y dos compañías más, sino también la definición de la mediana -frontera marina entre el país español y Marruecos- y la demanda de delimitación de las aguas que corresponden al Sahara Occidental, pueblo que sigue esperando una solución a su proceso de descolonización no concluido.
Este último aspecto ha perdido relevancia frente al gran incendio político, pero tras las declaraciones del Ministro de Energía de Marruecos, Abdelkader Amara, en las que reconoció este jueves que las prospecciones de España en aguas cercanas a Canarias “es un tema difícil de abordar” se introdujo un término que con, absoluta seguridad, escucharemos en las próximas semanas con frecuencia: Concertación de las prospecciones. Ha insistido a los pocos segundos: “Con acuerdos se puede tratar el asunto petrolífero, si no, no será un buen comienzo”.
La Unión Europea mantuvo hasta hace unos meses un acuerdo pesquero que beneficiaba a Marruecos y la pesca se producía en su mayoría en aguas saharauis.
No fue mucho más allá, intuyó el desequilibrio. Se agarró al “poco tiempo” que los presidentes de ambos países, en la actualidad, llevan al mando de sus respectivas naciones. Las palabras de Amarara, sin embargo, han incendiado algunos despachos de los especialistas en Derecho Internacional Público y Privado, que entienden y denuncian desde hace décadas que Marruecos viola cada día la legislación internacional al ejercer no sólo la administración temporal, sino también la soberanía sobre el Sahara Occidental y su zona marina. De hecho, la Unión Europea mantuvo hasta hace unos meses un acuerdo pesquero que beneficiaba a Marruecos y la pesca se producía en su mayoría en aguas saharauis.
Manuel Pérez es profesor de Derecho Internacional Privado, con 34 años de experiencia docente, la mayor parte de ellos en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Para empezar explica que “de concertación nada, porque Canarias tiene su mar territorial, zona contigua y zona económica exclusiva, como archipiélago de España”. Y aclara: “Canarias se puede extender 200 millas al Oeste, vía marina, y ellos hacia el poniente, pero como no las hay, se debe trazar una mediana”. Y es aquí, en este punto, cuando apunta que “hay que trazar una mediana pero resulta que el territorio africano continental que limita al otro lado del Atlántico es el Sahara Occidental y no Marruecos”.
El profesor Manuel Pérez apunta que lo primero que hay que decir a Marruecos, que habla de concertación, es que es un Estado que está ocupando de forma ilegal el Sahara Occidental
Pérez continúa: “lo primero que hay que decir a Marruecos, que habla de concertación, es que es un Estado que está ocupando de forma ilegal el Sahara Occidental. Y esto lo defiendo de forma legal como profesor y ante Naciones Unidas, si hiciera falta”. Además, dice estar “harto” de las pretensiones de Marruecos.
A pesar de que el mapa que usa Naciones Unidas para delimitar el territorio que aún está por descolonizar se inicia al sur de Tarfaya, Pérez asegura que habría que mirarlo porque en su opinión, el territorio saharaui comienza en las inmediaciones de Tan Tan. “Marruecos ha ido escarbando poco a poco y mientras no haya un referéndum no puede aplicar la soberanía sobre ese territorio”.
Se queja de que un asunto “tan serio” se esté “politizando de esta manera”.
Retornando al oro negro, los datos están sobre la mesa. Hay nueve cuadrículas en el mar y Repsol puede hacer exploraciones en todas. La más cercana a Canarias está a poco más de 10 kilómetros de la isla de Fuerteventura. Se estima que el yacimiento podría generar 140.000 barriles de petróleo al día, como mínimo, según datos difundidos por la empresa Repsol y el Gobierno de España, sin que por ahora se haya hecho público ningún documento que certifique el por qué de este dato, ni siquiera su calidad. Aunque Soria, el ministro, ha dicho en alguna ocasión que “sería de buena calidad, según parece”.


Comentarios - 2
2Bahia23/03/2012 15:47h.
Y yo digo que para el proceso de descolonización del Sahara Occidental, es suficiente ver las resoluciones de la OUA y la UA, Resolución 1514 y la 104. "El PAPA" que recomienda El libro El Sahara como metarrelato, yo NO lo recomiendo a nadie, es un libro promarroqui, lleno de falsedades y abismos de desconocimiento al proceso del Sahara.El autor es un personaje siniestro vinculado a los servicios del "Majzen Marroqui" en las Islas Canarias.
1EL PAPA23/03/2012 11:17h.
Para ver el conflicto del Sahara sin camoulage o mentiras: El Sahara como metarrelato. http://lizundiablog.blogspot.com.es/2012/02/el-prologo-de-el-sahara-como.html porque no presenta el libro a sus lectores. Gracias.
Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.
cars. actuales




(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)
  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Por los acantilados de colonias

Ayer subimos a la zona de los acantilados de colonias y urbanizaciones por encima del gran hotel, fue una cena muy agradable, nosotros cuatro y dos amigas. Yo no comí nada, me he acostumbrado, mientras los demás cenaban yo permanecía en la mesa con los brazos cruzados.  Bebía de la lata y eso que había una cristalería imponente. Cuando salgo, solo bebo cervezas, después,  de madrugada en casa ceno frío.
Tomaron el postre, momento en que decidí  pasarme  al vino. Come algo, ¿no vas a probar nada? Tienes que comer. Al rato nos sentamos en el salón, yo seguía fiel al vino y al ayuno.
Algunos  tomaron gin tonic y se fumaron unos porros -dos – que  los tenían contados, por lo que daba la impresión de que  eran lights o digestivos. A no ser por Fer, que lo desmentía, al  que nada más llegar le dije: "te has drogado". Me sonrió aquiescente.
  Sentado  en un sofá y ya de madrugada, con el vino me puse a comer jamón y queso, como si estuviera de bares por la zona de la Plaza de Las Ventas de Madrid. Más de una hora después de que todos hubieran terminado. Es una cuestión de biorritmos y de morosidad en distintos pálpitos.

martes, marzo 20, 2012

La línea de una novela


De Kooning
Hay críticos muy conspicuos que afirman categóricamente que la actual novela, en cuanto a sus posibilidades de expresión   y recepción más prístinas y prestigiosas, no se gestan ya  en formato de papel tradicional sino en las grandes series de televisión dedicadas a un público culto, moderno, avezado y protagonista de  su época. Las  grandes novelas están contenidas ahora en colecciones de magníficas series de TV.
Sin ser  seguidor de ellas  resulta fácil aceptar  esa idea.
A esto hay que unir el uso masivo de  múltiples medios digitales y sus infinitas posibilidades creativas,  expresivas, narrativas y comunicativas. Ese es nuestro mundo real, interactivo, denso, policéntrico,  poliédrico… los  nuevos  márgenes para vivir y entender el mundo.
Unas 300 páginas que tienen como “matriz” un blog,  aunque  sin una sola fecha y sin un solo capítulo, que por fuerza han de leerse de seguido, por lo que es preciso tensar  el nervio  para no atragantarse o atorarse, en las que no caben  distracciones, porque puede decaer el interés. Pero sí episodios sorprendentes cuando lo esquivo es localizado, lo ordinario esmaltado y lo angulado afilado,  además de ráfagas de literatura perseguida y alcanzada.
Es una novela  o una narración con un principio y un final, pero  por supuesto no como la entendemos en cuanto a planos, pesos y medidas de índole gremial.
Son y (no son) unas memorias, si unas memorias pueden abarcar en torno a tres años seccionados, sin padres ni demás ascendientes ni hórridas etapas vitales, al contrario, mera  honrosa y risueña pre vejez. Luego tampoco son memorias, Y menos si el escritor es un tipo mundano, algo bohemio, incluso que puede llegar a ser divertido. No  el sujeto memorialista clásico, ni ésa su actitud. Tampoco evidentemente ha hecho nada para poder abarcar ese género tan senatorial.
En la novela se entreveran para negarse el  diario,  blog,  memorias,  libros de viajes (parece que siempre se estuviera viajando), arremetidas circunstanciales de un noctívago y bailarín, analista y partidista, delirios, humor, diatribas... Se ofrece una galería de personajes   de la ciudad que rodean al autor en su vida –con más frecuencia de la que creía-  y un culto a  la noche en torno a dos o tres locales,  diálogos inagotables entre  variados desatinos. Los personajes necesitaban un director que los supiera guiar hasta asombrar, dada su extraordinaria fuerza y empuje. El  autor director ha debido contenerles. Todos existen, aunque no lo parezca y los hechos todos, los han protagonizado. La realidad siempre supera a la ficción ¡cuán cierto!
No creo en las historias narradas –a la inmensa mayoría no solo les falta duende, sino también guitarras-- sino en la narratividad, tanto del mundo como de la vida.
Me quejaba de mi vida, y he descubierto que casi no existe la realidad como tal en ella.

domingo, marzo 18, 2012

Una fila de las gradas (y viaje)


No es éste el viaje, sólo un anuncio


Es una época para iniciativas  y para ser autónomos, y de posibilidad de  refutación de  viejas inercias y cerrazones. 
 La Embajada de Israel ha  alentado por Twitter y  Facebook  a entrar en nuestra  dirección.
 No hay duda de que  sabemos lo que nos traemos entre  manos y estamos estimulados para proseguir. Las empresas que merecen la pena -siempre hablando por mí-  son las difíciles y nacientes, las inciertas   y en las únicas trincheras (que me perdonen los correctos si alguno lo  lee, que no debiera) en las que merece la pena estar son las vacías o apenas ocupadas. Las llenas apestan. Uno debe estar solo en las que se sienta útil y necesario  y  sienta que debe estar, especialmente ocupando vacíos, jamás sumando  granos de arena, la mayoría superfluos.
Por ejemplo,  gracias a nosotros la sociedad a la que pertenecemos es menos unidimensional, monista, dogmática o solo  gran ola combada y rugiente, lo que es una barbaridad, todo un logro, casi un a gesta en estos tiempos de muerte de la razón: de argumentos, hechos, análisis, conocimientos (es alucinante la pasión en la “causa “ y la ignorancia bestial, previa,  agresiva….)
Una fila de la grada que ni aplaude ni viste los colores de la hinchada, y menos chilla. Una fila es muchísimo. Puede dar que pensar. En sí sola ya es un argumento, una razón. En mi caso ésas son mis luchas y ninguna otra. En mis batallas siempre he perdido, pero perdiendo y teniendo esa conciencia, al final el motivo siempre  se ha rehecho y ha progresado.  Como para creer en Hegel y en Marx.
La idea de buscar el apoyo para iniciativas culturales se ha desvanecido por el momento, se supone que sabremos hacer cosas solos, una idea aquella un tanto parasitaria. Tenemos otro espíritu y tenemos gente, por tanto la idea es de poder actuar por nuestra cuenta, hacer propuestas o proyectos que puedan interesar. Por eso empezaremos -como ya lo hicimos con Literatura y judaísmo y con la charla sobre Israel en un café librería- por nosotros mismos.
Tenemos a un experto en temas internacionales, que nos puede situar en un área de conflicto y en los contenciosos de la zona, y tenemos a un catedrático de filosofía y psicólogo que nos puede ilustrar muchísimo sobre judaísmo
Otra cosa que vamos a hacer es:  Viajar a Israel, seguramente en agosto. Los interesados contactar.

viernes, marzo 16, 2012

Fotos: Cámara y Asociación Canarias- Israel


Presentación de la Delegación Canaria de la Cámara de Comercio e Industria España- Israel, presidida por D. Joaquín Ruiz Rumeu
El Embajador de Israel en España.


Mesa con la Consejera de Comercio de la Embajada de Israel en Espana, el Consejero de Industria del Gobierno de Canarias y el Embajador


Junta de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Israelí,  con el Embajador

Nuestra Junta con el Embajador de Israel

Presentación de la Delegación de Canarias de la Cámara de Comercio España- Israel.
Parte de la Junta de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Israelí 

jueves, marzo 15, 2012

En el día de ayer

Por fin conocí la Presidencia  del gobierno (donde acabo de recordar –crisis de paternidad-   hay un cuadro mío)  del edificio laureado. Es una arquitectura monumental, imponente, maciza y simbólicamente autoritaria. El frente de la rotonda, con su terraza ciega, caudillesca  y bunkerizada es directamente fascista. Hace unos meses fui invitado  allí por el periódico donde escribía,  justo el año en que ya no lo hacía –nunca lo entenderé-, les di las gracias -era por teléfono- con un tono que ya daba a entender mi indubitable incomparecencia.
Esta vez nos había invitado la Cámara  de  Comercio de España e Israel de Canarias y casi llenamos una fila, la 4ª. Hasta la 3ª, autoridades. No hubo canapés  ni alcohol ni refrescos. Los años fiesta/fuegos artificiales han terminado:  por designio de  Los Mercados, un maligno opaco, abstracto, perfecto (que proclaman los  santos inocentes  en base a esa pulsión de inocencia que se enseñorea  por todo el área mediterráneo y católico u ortodoxo, como la vid, el olivo o resecos rastrojos).
Hubo bastante gente (empresarios y afines) y autoridades. Desde la Mesa se nos citó y  hablamos con el embajador y nos fotografiamos con él. En la mesa también figuraba un Consejero gubernamental. Ni la más mínima alusión a Palestina, con  más razón a la flotilla y a otros tutelajes (como si los palestinos –payasadas al menos no suelen hacer-  no supieran actuar a plena determinación, en lo que ni caen).
Hay esferas de afanes distintos, unas pragmáticas y conectadas a la realidad y a lícitos intereses, y otras henchidas de religiosidad y acerbas pasiones   que tienen que ver con pulsiones y sublimaciones, transferencias, proyecciones, identificaciones, conflictos no precisamente territoriales ni lejanísimos.  Pero que para sus practicantes constituyen verdaderos oasis psicológicos, sin duda alguna al operar como analgésicos, euforizantes... que Siria y el fin del mundo en cambio  les  desmotivan y les alzan al nirvana. ¿Nirvana o nihilismo? Hasta que las voces ancestrales señalan al chivo y el coro vuelve a retumbar.
Israel aparecía con crecimientos continuados del 5% y sin desempleo, amén de todo lo que cuento post abajo.
Esperemos que la colaboración y las iniciativas que se canalicen beneficien a todos.
Después nos fuimos a la calle Nokia,  ¿a cuál? ¡a cuál va a ser!: a Los Reunidos, como si estuviéramos en lunes, más fotos, hasta cerrarlo como si fuera viernes o lunes/viernes, incluso ya podíamos añadir miércoles, en el sentido de miércoles /lunes o miércoles/ viernes.
Para entonces ya relucía en mi solapa la insignia con la bandera española y la de Israel. Los teóricos, profundos y cultos analistas, y las bestias intelectuales ya me pueden llamar facha con motivo. Me sentí kantiano por lo que suponía de deliciosa diapasón de la  autonomía de la voluntad, de  desarrollo individual y madurez frente al ethos de procedencia o al republicano alpargatero y botijero, de siega con burros giratorios de un orbe económico social mayoritariamente ¡precapitalista! (pero de progreso).

miércoles, marzo 14, 2012

Bienvenida, Cámara de Comercio España-Israel en Canarias

No fue el primer libro colectivo sobre Israel que leí, pero sí fue un artículo en principio muy alejado de mis intereses y gustos, el que más me impresionó. Me estoy refiriendo a Israel, siglo XXI y tradición y vanguardia editado por Netbiblo (y la Uned).   Sin duda sabía algo de la potencia de Israel en materias como innovación y desarrollo, tecnología, informática y demás,  pero no del volumen, importancia y proporción que tienen. Como sabía, porque lo había leído en la misma época, que muchas empresas israelíes daban a sus empleados el 20% de la jornada laboral para que la destinasen a indagaciones, experimentaciones, o juegos que avivaran todo su potencial heurístico y creador.
Un país muy  pequeño,  el David (con estrella) de emprendedores e innovación, start up y atracción de capital riesgo. Motorola, IBM, Intel, Alcatel, Scitex, ECI Telecom… Por supuesto  ya hay quien compara a Tel-Aviv con Silicon Valley (de hecho ya se han formado cuatro Silicon Valley). Hay más datos:  la presencia de empresas de  Israel en el Nasdaq, donde es la segunda tras EE.UU y superior al conjunto del continente europeo; la proporción de ingenieros y  registro anual de patentes es algo fantástico por desorbitado.
En la creación de start up y empresas por habitante, Israel –un país de solo  siete millones de habitantes-  es uno de los líderes mundiales.  A tal grado ha impregnado en esa sociedad la cultura de la innovación.
La alta tecnología israelí se expande por sectores punta como telecomunicaciones, software, semiconductores, biotecnología, electrónica médica…  por no referirnos a la tecnología del agua y la agricultura, de cuya mano adivinamos el halo de  la más antigua Tradición que hubiera   retenido o  infundido a aquella tierra  del don para nuevos milagros.  Aunque es probable que influya más  el hecho de que el mero  existir sea casi otro milagro.
Ante el cambio no de modelo económico en España como se dice, como si se tratara de buscar otro ladrillo alternativo,  sino de un paradigma cultural en su sentido más hondo, y comprensivo obviamente   de lo económico, Israel es el referente más claro y contundente.
Las vanguardias del progreso y la innovación, los que pretendan el desarrollo de las fuerzas productivas deben mirar a Israel,  allí se da una ecuación  aquí impensable: una potente sociedad civil que viene a operar como sistema económico y social. Unos ciudadanos productivos, inteligentes y autónomos empeñados en crear y prosperar. Y abrir nuevas vías.
Me recuerdan a Marx o Jean Jaurés o a un montón de socialistas utópicos. ¡Qué poca casualidad para el país que inventó  y aplicó el socialismo autogestionario!  Israel  tiene un valor que no he oído decirlo: sigue  creyendo  en las utopías del esfuerzo, la concertación  y la  creatividad.
Conviene salir de España para oxigenarse, de su conservadurismo a ultranza o del  pillaje oportunista, y de su apego a los peores instintos por lo fácil (hábil) o ya dado.
Dentro de unas horas los amigos de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Israelí acudiremos a la presentación de la CÁMARA DE COMERCIO ESPAÑA-ISRAEL EN CANARIAS

martes, marzo 13, 2012

En las cumbres de la desesperación


Se trata de un título de Cioran, que cuando lo leía (años 70 y 80) era como meterte en una hormigonera a esperar o la oscuridad cerrada y definitiva  o la luz, supongo que en la misma oscuridad.
Ahora le tengo a Cioran reposando, no con los rumanos (Mircea Eliade  y Ionescu, compañeros de oscuras tentaciones) que es con los que debería estar, sino con todos los posmodernos franceses. La posmodernidad es radicalmente francesa, aunque consagrada por franceses en las universidades americanas, como el nihilismo es ruso, de patente Turgeniev y publicitado por francófonos.
El ambiente (de caída libre en la pesadumbre y el desánimo) que se respiraba hace unas horas entre los intermediarios, y que me perdonen los canarios –y facción rumana afecta-, no era cioranescu sino cioranesco.
Todos/as hasta los huevos.

domingo, marzo 11, 2012

¿El extranjero opresor?: muy cómodo


Ganas de decirle esta mañana en el aeropuerto de Bilbao a Ibarretxe
-          Lehendakari, si te llegan a aprobar tu plan, hoy seríamos Suiza y China a la vez- mientras pensaba  decirle algo así y divagaba en la forma para  que simplemente intuyera el vacile, lo sospechara nomás, ha desaparecido en Barajas.
También viajaba en preferente, como el jueves a la noche (Madrid-Bilbao) los diputados del PNV (tienen el extranjero opresor tan cercano y cómodo que se les veía francamente  felices, qué risas). Estos tienen arraigadas nociones de democracia, pero como uno les conoce tan bien, sabe que si alguien les increpara por sus gastos, ellos no se darían por aludidos. Ellos representan al pueblo vasco. A una esencia, antes que a votantes.
En realidad 60 horas han servido para todo. Difícilmente se puede abarcar más. Ayer comiendo en la Vizcaya rural de la comarca de  Gernika, al atardecer a Laida, nuestra ría y nuestra playa.  A las noches Las Arenas.
Al Guggenheim lo vuelvo a encontrar vacío. Las exposiciones temporales se comen sus fondos, que es lo que hubiéramos preferido ver. Brancusi y Richard Serra, u organicismo y abstracción geométrica.  Serra ya me parece de Bilbao. Sus gigantescas obras ocupan de forma permanente el mayor  espacio expositivo del museo.
El gran icono que emerge de la Ría es la torre de Iberdrola, majestuosa y totémica. Hay encuadres, ángulos  o irrupciones de la torre entre  los edificios señoriales y  burgueses  del centro de Bilbao que son de extrema contundencia y belleza.

Libros comprados (de vejez)
Diario de invierno de Paul Auster
Renta Antigua de Jon Juaristi (poesía)  y
Camino de servidumbre de Friedrich Hayek
Derechos del hombre  de Thomas Paine
Se me olvidaba, el jueves se consumó la mayor gesta histórica de  bilbaínos en el extranjero más extranjero. Hasta en el avión se seguía. El comandante informaba como si nada. Ganamos al Manchester allí.

lunes, marzo 05, 2012

El agradable eco de mi libro del Sáhara

No hubo seguramente ninguna otra época –ni la prehistoria, antigüedad o el medievo- en la que la ignorancia y el analfabetismo  tuvieran tan poco descrédito y no  fueran causa de desdoro, como la actual. El más lego e ignorante en toda suerte de conocimientos (yuxtapuestos, circulares, troncales, ramales, generales, específicos…) es capaz de apostrofar  o pontificar como un catedrático. Ni se cortan, balbucean pero no callan. El ridículo les resulta ajeno. Confían en su talento y genialidad, que   sus madres  o el espejo a los 13 años  les atribuyeron. Allí quedaron, antes les hubieran pedido cuentas, méritos, esfuerzos, acreditaciones. Ahora está mal visto, y aprovechan.
Por eso, que en la mañana de un lunes sembrado de vallas y fosos –la pista americana-   con los que afrontar el comienzo de  la semana, recibas una llamada de un desconocido para felicitarte desde Las Palmas  por tu libro del Sáhara, no resulta especialmente repugnante.
-          Gracias, gracias, mándame tu teléfono que no puedo hablar ya que tengo que entrar…
Pero ha tenido tiempo de decirme algunas cosas, luego al mediodía ya le he llamado yo. Para quienes (también) escribimos ensayo, que nuestros libros terminen en la universidad, es signo de al menos alguna dignidad. Redime de una posible infamia. Más, si se hace totalmente  extra civitas de ella. Este amigo que es un periodista que ha trabajado para importantes medios de Las Palmas y la Península, lleva décadas interesado por el Sáhara, fue enviado especial, cubrió  sucesos como los ametrallamientos en los años 80 del Junquito y Tagomago (que mi libro pasa por alto) y ha visitado  varias veces Tinduf  y la zona  “marroquí”, además de Rabat. Tiene amigos saharauis en ambas zonas.
Está haciendo el doctorado sobre el Sáhara, desde 1975 hasta el alto el fuego. Resulta que mi libro aporta para ese trabajo. Espero conocerle  dentro de poco y hablar largo y tendido sobre el Sáhara (lo que,  contra lo que se pueda pensar, no resulta nada fácil). Nos ha dado tiempo de hablar un poco de bibliografía.